ASPE cree que "para poder cumplir con los objetivos de vacunación, se necesitan todos los recursos sanitarios"

La sanidad privada se 'arma' para unirse a la revacunación Covid de otoño
Alfonso de La Lama-Noriega, secretario general de ASPE.


26 mar 2021. 12.10H
SE LEE EN 3 minutos
La comunidad científica ha señalado como una posibilidad la necesidad de tener que volver a vacunar contra el Covid-19 a la población que ya ha sido inmunizada, y a la que la sanidad privada ya ha mostrado su intención de colaborar.

Esta probabilidad que se basa en un estudio realizado por miembros de la Facultad de Medicina de Sidney (Australia) y recogido por el experto español en Enfermedades Infecciosas Oriol Mitjà. En esta investigación se establece un modelo predictivo en el que se afirma que la población deberá recibir una nueva vacuna contra el Covid-19 a los 360 días en el caso de la vacuna de Pfizer y Biontech, y a los 90 en el caso de la vacuna de Astrazeneca.

Ampliar la capacidad de vacunación


Un año y tres meses, respectivamente, en el que las autoridades se enfrentarían a nuevas campañas de vacunación que se sumarían a la vacunación anual contra la gripe. Para afrontar la logística de esta nueva inmunización frente al Covid-19, las comunidades tienen capacidad de recurrir a la ayuda de la sanidad privada, un sector que ya se ha ofrecido desde el primer momento a colaborar en las inmunizaciones. 


Desde la privada reclaman un plan nacional de vacunación en el que se cuente con este sector


En este sentido, Alfonso de la Lama-Noriega, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) afirma a Redacción Médica que “para poder cumplir con los objetivos de vacunación, se necesitan todos los recursos sanitarios”, por lo que desde ASPE están “a disposición para ayudar y ampliar el espectro tanto en estas primeras dosis como en las posibles vacunas de recuerdo más adelante”.

Una disposición que han mostrado desde que comenzó, en el mes de diciembre, la campaña de vacunación contra el coronavirus. Desde entonces, la sanidad privada ha reiterado que “siempre han tenido la puerta abierta para vacunar a la población”. 

“Echamos de menos que haya un plan nacional de vacunación en el que se cuente con la privada. Al final las administraciones delegadas son las comunidades y está en decisión de cada una contar o no con la privada”, explicó en su momento el secretario general de la organización a este diario. 

DKV dispuesta a colaborar


También desde DKV, su consejero delegado, Josep Santacreu ha manifestado a este periódico que desde su compañía siempre han estado “por la labor de colaborar. Así lo hemos manifestado a las autoridades desde el principio de la pandemia”.

“Nosotros estamos abiertos a ayudar. Si nos piden apoyo, pondremos todos nuestros métodos para colaborar en un reto hercúleo e importantísimo. Este es el reto más importante que tiene nuestro país en estos momentos, conseguir que la campaña de vacunación sea un éxito y cuanto antes mejor”, reiteraba Santacreu.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.