El sector pone en valor también los planes estratégicos y el número de acreditaciones con las que cuentan los centros privados como elementos a tener en cuenta para medir la calidad hospitalaria



29 abr 2015. 12.24H
SE LEE EN 6 minutos
Cristina Alcalá / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
El sector de la sanidad privada pone en valor las unidades de gestión clínica (UGC) como elemento a tener en cuenta para evaluar la calidad asistencial de los hospitales, así como los planes estratégicos y el número de acreditaciones con las que cuenten estos centros sanitarios.

Esta ha sido una de las principales conclusiones que han querido resaltar los ponentes de la jornada sobre calidad hospitalaria impulsada por la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) de este miércoles. En este encuentro, los diferentes dirigentes y profesionales sanitarios han explicado las características de los sistemas de acreditación y certificación sanitarias y su importancia dentro del sistema, especialmente, en el privado.

De izquierda a derecha, Jorge Satorre, director médico del Instituto Balear de Oftamología; Yolanda Herreros, auditora, formadora y asesora en sistemas de gestión de caliad en el ámbito sanitario del Grupo DaCalidad; Juan Bosco, coordinador del grupo de trabajo de turismo médico de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP); Carlos Rus, gerente de la FNCP; Arantxa Santamaría, directora técnica del Grupo DaCalidad; y José Manuel Martín Vázquez, director médico del Hospital Vithas Xanit Internacional.


Para Arantxa Santamaría, directora técnica del Grupo DaCalidad, la acreditación no alaba solo que “una organización sanitaria haga bien las cosas, sino que además, tenga ese reconocimiento de cara a los demás”. En esta línea, Santamaría ha querido destacar que el mayor beneficio de poseer estos títulos es la seguridad que se transmite al paciente, ya que estas certificaciones garantizan que el centro cuenta con procesos estandarizados, indicadores asistenciales, mecanismos de actuación ante posibles fallos, así como reconocimiento a nivel nacional e internacional.
“En definitiva, las normas de acreditación y certificación aportan seguridad y calidad a los pacientes, especialmente, en la asistencia sanitaria transfronteriza” en la que España participa a nivel europeo, ha explicado. Una idea que comparte Carlos Rus, gerente de la FNCP, que ha querido resaltar, además, que “la sanidad española es la gran desconocida por ese turista de salud”, por lo que es necesario apostar por la calidad y la asistencia de los centros sanitarios a través de estos títulos de certificación. “Lo que no se mide, raramente se mejora”, ha sentenciado.

Cinco acreditaciones que miden la calidad de la sanidad

Por su parte, Yolanda Herreros, auditora, formadora y asesora de sistemas de gestión de calidad en el ámbito sanitario de este mismo grupo ha destacado que un sistema de calidad en sanidad es la implicación directa del nivel científico-técnico (resultados clínicos), del grado de satisfacción, de un menor riesgo para el paciente y con el aprovechamiento eficiente de los recursos que se dispone. Algo que solo pueden medir las entidades acreditadoras.

En esta línea, ha explicado a los asistentes los cinco modelos de certificación y acreditación en más comunes en sanidad. Por un lado, ISO 9001-2008 es la norma de mayor implantación en los sistemas de gestión de la calidad, por su fácil adaptación a ellos. Desde que se utiliza esta herramienta, se implementa la mejora de la calidad, la demanda, la satisfacción del paciente y las capacidades directivas, tal y como ha remarcado Herreros.

Otros títulos como Jcaho-Jci, DIAS, Temos Internacional o Qmentun Internacional solo se dirigen única y exclusivamente al ámbito sanitario, por lo que el grado de análisis es más exacto. Algunas de ellas se centran en la atención del paciente, otros en la gestión de la organización, otros analizan otros requisitos más transversales como la dirección, la normativa, las instalaciones o los procesos, y otras titulaciones actividades médicas más específicas como la anestesia, la medicina nuclear, la obstetricia o las urgencias, entre otros.

Experiencias en entidades privadas

Jorge Satrorre, director médico del Instituto Balear de Oftalmología, por su parte, ha puesto sobre la mesa la experiencia con la Joint Comission International (JCI) a la que recientemente su centro se ha adscrito, por la cual, han ganado en seguridad al paciente pero, sobre todo, seguridad al personal, especialmente en las actuaciones, la cohesión y la motivación interna. “Los estándares de calidad no son un tratado de ética médica, sino que estás ejerciendo la profesión éticamente”, ha señalado.

Por parte del Hospital Vithas Xanit Internacional, su director médico, José Manuel Martín Vázquez, ha explicado la experiencia de su hospital, que pasó de tener unos niveles ineficientes en la calidad asistencial que les impedía atender a pacientes a remontar la situación, a través de un plan estratégico de dos años, que le ha permitido llegar a donde están a día de hoy.

Para conseguir, el centro hospitalario puso en marcha una serie de herramientas, como fue implantar el primer comité de ética asistencial acreditado por la Junta de Andalucía; asignaron un principio estructural de calidad y liderazgo; impusieron un nuevo modelo de trabajo en Enfermería; un código ético en organización que girase en torno a la Responsabilidad Social Sociosanitaria (RSS); una historia clínica informatiza, así como informes mensuales.
Este cambio ha supuesto contar con una nueva gerencia, un área directiva recogida en estándares, comités de dirección continuos para evaluar y comprobar el avance del programa, entre otros beneficios.

De izquierda a derecha, José Manuel  Martín Vázquez, Arantxa Santamaría, Fernando Mugarza. Director de Desarrollo Corporativo del IDIS, Yolanda Herreros, Jorge Satorre y Juan Bosco.


En la imagen de la izquierda, Francisco Javier Elviro, gerente del Hospital de El Escorial; Carlos Villoria, gerente del Hospital de Getafe; y Joaquín González, coordinador de calidad del Hospital de Getafe. En la imagen de la derecha, Juan Bosco, Yolanda Herreros y Carlos Rus.


En la izquierda, Eduardo Jarrén, director de AMMA Consulting; José Manuel Martín Vázquez, y Juan Bosco. A la derecha, José Fossas, marido de Yolanda Herreros, y Pepe Balcell, del Grupo Empresa Callnet.


A la izqiuerda, Yolanda Herreros, Arantxa Santamaría y Jorge Satorre posando. A la derecha, Carlos Rus saluda a Juan Bosco.


De izquierda a derecha, José Manuel Martín Vázquez, Eduardo Jarrén y Arantxa Santamaría.


De izquierda a derecha, Carlos Rus, Yolanda Herreros y Jorge Satorre, en el momento de sus intervenciones.


Imagen de la ponencia de José Manuel Martín Vázquez, Yolanda Herreros y Fernando Mugarza.


ENLACES RELACIONADOS:


La acreditación del IDIS echa a rodar (19/02/15)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.