16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

La prevención bucodental incide en la recuperación de pacientes con cáncer

En especial en el tratamiento de tumores en la zona cervicofacial

Patxi Amutio, director general de Sanitas Dental.
La prevención bucodental incide en la recuperación de pacientes con cáncer
lun 19 marzo 2018. 16.30H
Redacción
Muchos de los tratamientos contra el cáncer tiene una repercusión negativa en la salud bucodental, ya que la quimioterapia, la radioterapia y las distintas intervenciones quirúrgicas conllevan métodos agresivos que tienen efectos secundarios en la cavidad oral, en especial si los tumores se han desarrollado en las zonas de la cabeza, el cuello o el pecho, según ha informado Sanitas Dental en una nota.

"El 100 por cien de los pacientes que han sido tratados con radiaciones en el área cervicofacial y el 80 por ciento de los pacientes pediátricos que sobrevivientes a procesos neoplásicos malignos en la región cervicofacial desarrollan algún tipo de complicación bucal", ha explicado Elena Criado, odontóloga de Sanitas Dental. Según detallan los profesionales de la aseguradora, en ocasiones las alteraciones son tan severas que es necesario disminuir la dosis o interrumpir el tratamiento oncológico.

El cáncer es una de las enfermedades que mayores alteraciones causan a la cavidad bucodental, a pesar de que la gran mayoría de los habitantes de España lo desconozcan. Solo cuatro de cada diez encuestados en el último Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2017 conocen la relación entre el cáncer y las enfermedades de la boca y los dientes. La quimioterapia, radioterapia y cirugía alteran el equilibrio saludable de las bacterias de la boca y pueden dañar y descomponer los tejidos bucodentales, las glándulas salivales y el hueso, favoreciendo la aparición de llagas, infecciones y caries dentales.

Higiene y prevención

"Extremar aún más la limpieza de la boca (cada 4 horas), realizar enjuagues con agua de bicarbonato o de manzanilla, tomar alimentos blandos o triturados, preferiblemente fríos o a temperatura ambiente, y no utilizar dentadura postiza salvo para circunstancias imprescindibles como comer" son algunas de las recomendaciones que plantea Elena Criado para prevenir problemas y enfermedades derivadas del debilitamiento que provocan los procesos contra el cáncer.

Además de esta alteración, los tratamientos oncológicos también pueden generar otro tipos de efectos secundarios como sequedad bucal (93 por ciento de prevalencia en los pacientes), saliva espesa, pérdida y disfunción del gusto (prevalencia de entre un 53 por ciento al 88 por ciento), dificultad para tragar, masticar o abrir la boca, enfermedad ósea (osteorradionecrosis, prevalencia de 6.1 por ciento), e inflamación o dolor en el recubrimiento de la boca y la lengua.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.