“Nos resulta imposible garantizar el servicio con las condiciones que fija el próximo convenio", asegura la compañía

Igualatorio abandona Muface por sus "inviables" condiciones económicas
Pablo Corral, director del Igualatorio de Cantabria, y Myriam Pallarés, directora de Muface.


22 oct 2021. 12.30H
SE LEE EN 3 minutos
Primera baja en el próximo concierto de asistencia sanitaria de la Mutualidad General de Funcionarios del Estado (Muface). Tal y como ha podido confirmar Redacción Médica, el Igualatorio de Cantabria no renovará las condiciones del convenio para 2022, 2023 y 2024.

A pocos días de que se cierre el plazo de licitación marcado por el Gobierno para este acuerdo, la entidad que dirige Pablo Corral ha dado un paso atrás y no continuará en el ‘modelo Muface’ los próximos años. Según confirma la propia compañía a este periódico, “la inviabilidad económica de las condiciones” y la necesidad de mantener “una gestión prudente” son las principales razones del grupo para no firmar el futuro concierto.

“Nos resulta imposible garantizar un servicio a los mutualistas con las condiciones que fija el próximo convenio y, de la misma forma, mantener la sostenibilidad de la compañía”, explica el director general. Por ello, y siguiendo las recomendaciones de sus expertos en materia legal y económica, el grupo ha tomado la decisión de no concurrir a este contrato público.

No obstante, tal y como reconocen a este medio, el Igualatorio no descarta volver al ‘modelo Muface’ en un futuro. “Pero tiene que ser en otros términos”, asegura Corral. “Nunca nos cerramos las puertas, pero en esta ocasión, no ha habido otra variante que nos haya hecho tomar la decisión que no sea el criterio económico”.

El Igualatorio da asistencia a 6.500 mutualistas


El Igualatorio de Cantabria es la compañía aseguradora que menos volumen de mutualistas gestiona, según datos del Anuario de Muface de 2020. En concreto, esta compañía presta asistencia sanitaria a cerca de 6.500 funcionarios, frente a los casi 200.000 de DKV, los 400.000 de Asisa y los 528.000 de Adeslas. Con su salida, deberán ser el resto de compañías aseguradoras o la red pública las que asuman la asistencia sanitaria de los mutualistas que, hasta el momento, habían elegido al Igualatorio de Cantabria.

A poco días de que se cierre el plazo para licitar (el Gobierno ha dado hasta el próximo 27 de octubre), el resto de compañía que actualmente participan no han anunciado su decisión al respecto, según ha manifestado las aseguradoras a Redacción Médica. Las que decidan continuar, deberán notificarlo antes del miércoles que viene, momento el que se volverá a 'reactivar' la maquinaria de Muface para firmar con las compañías, previsiblemente, antes de que acabe el año y entre vigor el acuerdo el 1 de enero de 2022

No hay que olvidar que el actual concierto de asistencia sanitaria de Muface cuenta con un presupuesto de 3.571 millones de euros, con una prima incremental de hasta el 10 por ciento en el último año. Además de eso, también contempla una bolsa de ‘rescate’ Covid-19 y la inclusión de las terapias avanzadas (como las CART) y la protonterapia. Para estas últimas, el concierto establece que Muface asumirá el 60 por ciento del precio total de financiación pública de cada tratamiento de terapia avanzada, así como 24.000 euros por cada terapia de protonterapia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.