Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Empresas > Privada

Hospitales Nisa renueva su equipo de Pediatría en la Comunidad Valenciana

Los cambios se producen en Nisa 9 de Octubre y Virgen del Consuelo, en Valencia y Rey Don Jaime, en Castellón

Javier Miranda, jefe de Pediatría en Hospitales Nisa.
Hospitales Nisa renueva su equipo de Pediatría en la Comunidad Valenciana
Redacción
Jueves, 12 de mayo de 2016, a las 16:00
Hospitales Nisa renueva su equipo de Pediatría en la Comunidad Valenciana debido a que “los cambios sociales de las últimas décadas llegan acompañados de nuevas demandas en la atención sanitaria que no podemos desatender”, según Javier Miranda, jefe de Pediatría de este centro valenciano. Los cambios se producen en los hospitales Nisa 9 de Octubre y Virgen del Consuelo en Valencia y Rey Don Jaime en Castellón.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS, el nuevo Servicio de Pediatría de Hospitales Nisa en la Comunidad Valenciana trata de acabar con la fórmula, vigente durante décadas, de que el ingreso de un bebé o niño en el hospital está sujeto a normas que distancian a padres y madres de sus hijos. “Nuestras unidades no tienen horarios de visita”, afirma Miranda. “Se trata de potenciar la participación de los padres en el cuidado de los pequeños”, corrobora Salvador Martínez Arenas, responsable de este servicio también. “El  método piel con piel es un ejemplo de las herramientas que utilizamos para potenciar esa implicación, al tiempo que trabajamos el vínculo afectivo”.

Apoyo a la lactancia materna

“El apoyo comienza en el mismo paritorio con el método piel con piel; seguimos con una asesoría en lactancia, fundamental para que la madre no se sienta sola en un proceso con una carga emocional tan grande como es la lactancia materna”, explica el experto.

En relación con el método piel con piel, según el director médico de Hospitales Nisa, Agustín Fernández, “las madres deberían tener la libertad de decidir si desean tener a su hijo en contacto piel a piel y cuándo finalizar el período de contacto. Sin embargo, el personal de la salud debería alentar a las madres a tener un período prolongado de contacto piel a piel con sus hijos y en un entorno calmado. También deberían garantizar que cualquier decisión de no realizar esta práctica se tome después de recibir toda la información acerca de los posibles beneficios del contacto piel a piel”.

Humanización en la atención

Otra de las cuestiones en las que quiere ahondar este nuevo servicio es en la humanización de la atención sanitaria que preste. “En la medida en la que podamos conocer mejor a nuestros pacientes, podremos dispensar una atención más personalizada y, en definitiva, más humana”, explica Martínez Arenas.  En este sentido, esta nueva etapa del servicio nace con la puesta en marcha de un sistema de asignación de un pediatra para cada niño. “Cada niño/a tiene su pediatra, que, no sólo se encarga de tratarlo cuando está enfermo, sino que le conoce, le acompaña en su proceso de desarrollo y crecimiento, conoce su historia clínica a lo largo de los años. “Se trata- matiza Miranda- de garantizar el mejor resultado gracias a la continuidad asistencial en el control pediátrico de los niños y las niñas que atendemos”.

Otra de las vías para avanzar en la humanización asistencial y que arrancan con este nuevo servicio es la diferenciación de salas de espera para pacientes sanos o enfermos. “Básico para optimizar la seguridad de los más pequeños”, asegura Martínez Arenas.