Ha mejorado su eficiencia energética un 36% y es uno de los hospitales en cumplir con la Ley de Cambio Climático

El Hospital de Manises reduce un 56% sus gases de efecto invernadero
Ricardo Trujillo.


04 jun 2021. 10.30H
SE LEE EN 3 minutos
Con aprobación de la primera ley de Cambio Climático y Transición Energética el pasado mes de mayo, el Gobierno de España busca erradicar la emisión de gases de efecto invernadero antes de 2050 y alcanzar así los objetivos europeos planteados desde Bruselas. Por su parte, la legislación europea exige que los niveles de gases de efecto invernadero se reduzcan un 40 por ciento, que la cuota de energías renovables sobre el consumo de energía bruta final sea de un 32 por ciento y que se mejore un 32,5 por ciento la eficiencia energética. En este marco, el Departamento de Salud de Manises se posiciona como uno de los primeros hospitales en cumplir ya con la norma recientemente establecida y con las exigencias europeas.

Con respecto a los niveles demandados por la Comisión Europea, el Hospital de Manises ha reducido ya un 56 por ciento los niveles de gases de efecto invernadero, un 65 por ciento la cuota de consumo de energía renovable sobre consumo energía bruta y ha mejorado su eficiencia energética en un 36,1 por ciento. Niveles que se encuentran muy por encima de lo exigido por la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y por las normativas provenientes de Bruselas

Estos datos reflejan que el centro hospitalario solo emite los gases de efecto invernadero que puedan ser absorbidos por sumideros naturales como son los bosques, además de indicar que “los resultados nos motivan a seguir avanzando hacia un Departamento de Salud sostenible en línea con las medidas que se toman a nivel estatal y a nivel europeo cumpliendo con todas sus exigencias”, explica Ricardo Trujillo, gerente del Departamento de Salud de Manises.

En esta línea y con motivo del Día Mundial del Medioambiente, Trujillo recuerda que “como Departamento de Salud, nuestro principal compromiso es defender la vida que aplica a nuestra comunidad de usuarios sin olvidar a nuestro entorno. Por ello, uno de nuestros principales objetivos ha sido la apuesta por el compromiso con el medio ambiente, lo que conlleva la reducción de las emisiones de gases nocivos. Es un compromiso que adquirimos hace ya más de cuatro años y que queremos mantener”.

Edificio sostenible


El edificio del propio hospital cuenta con un parque solar de 300 metros cuadrados, instalado en la cubierta del edificio, que permite generar aproximadamente 12.000 litros diarios de agua caliente sanitaria para autoconsumo. También dispone de 250 captadores solares fotovoltaicos capaces de producir 40 kWp de energía eléctrica. Las amplias zonas ajardinadas del hospital, unos 10.000 metros cuadrados de los 55.000 metros cuadrados de la parcela, se riegan por goteo con el agua sobrante del proceso de ósmosis inversa que abastece el hospital. Para su almacenaje, existen dos aljibes. También el aparcamiento cuenta con ventilación natural.

Por último, el hospital está dotado de sistemas para evitar la contaminación cruzada y recuperar energía, así como de sensores para el bombeo de agua de refrigeración y calefacción. Los sistemas de distribución de aire por caudal variable, las calderas de alto rendimiento y las enfriadoras de alta eficiencia contribuyen también al ahorro energético.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.