Covid-19 segunda ola: la sanidad privada prevé la quiebra de 5.000 centros

ASPE denuncia que si no se toman medidas, las consecuencias serán "catastróficas" para los centros sin internamiento

Carlos Rus, presidente de ASPE.
Covid-19 segunda ola: la sanidad privada prevé la quiebra de 5.000 centros
sáb 11 julio 2020. 19.25H
En la situación actual, la pandemia de coronavirus Covid-19 puede provocar la quiebra de 2.400 centros sanitarios privados (aquellos sin internamiento de paciente), como apunta la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). Sin embargo, si se produce una segunda oleada de contagios en otoño y no se toman antes las medidas de compensación económica adecuadas, el número de centros cerrados puede ascender a los 5.000, según cálculos de la patronal expuestos a Redacción Médica. 

Carlos Rus, presidente de ASPE, apunta a este diario que una hipotética segunda ola de coronavirus supondría un gran daño para los grandes grupos hospitalarios, pero califica de "catastrófico" lo que provocaría en los centros sin internamiento de pacientes.

"En la situación actual, muchos grandes grupos hospitalarios han perdido cerca de un 20 por ciento de la facturación anual, debido a la imposibilidad de dar atención sanitaria programada durante el momento álgido de la pandemia de Covid. La mayoría está en una condición complicada pero estable. No obstante, una segunda ola de contagios hará que tengan problemas serios", explica. 

Para evitar que esto ocurra, ASPE ha realizado una serie de propuestas encaminadas a hacer frente a una segunda oleada de coronavirus de manera efectiva, y sin que conlleve la ruina del sector. 

Medidas para hacer frente a una segunda oleada


ASPE pide que en una segunda oleada se apliquen distintos modelos de actuación según el territorio: "Si no se hace así, habrá zonas con un estrés asistencial brutal y otras donde los hospitales privados se mantengan abiertos, llenos de personal y vacíos de pacientes".

La patronal también pide que en la segunda ola "se consideren esenciales solo aquellos centros hospitalarios con Urgencias y Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y que al resto se le permita mantener su atención bajo demanda".

Rus también denuncia que es imprescindible que la compensación económica solicitada por la sanidad privada por su lucha contra el coronavirus llegue "antes de que termine el mes de julio para que los centros tengan tiempo de mejorar su capacidad económica y recuperen su estabilidad. Si esto no ocurre, muchos centros van a cerrar".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.