Coronavirus: aval de Industria al plan para "salvar" a la sanidad privada

La última palabra la tiene el Ministerio de Sanidad, que debe dar el visto bueno a las propuestas de ASPE

Reyes Maroto, ministra de Industria, y Carlos Rus, presidente de ASPE.
Coronavirus: aval de Industria al plan para "salvar" a la sanidad privada
mié 08 abril 2020. 18.00H
El Ministerio de Industria avala las peticiones de la sanidad privada asegurar su viabilidad económica durante la pandemia del coronavirus y "salvar" al sector. Así lo han confirmado a Redacción Médica fuentes de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). 

-Sigue aquí toda la información en directo sobre la pandemia del coronavirus-

La patronal de la sanidad privada ha propuesto un decálogo de medidas que permitan evitar la quiebra económica de un sector que está sufriendo graves estragos en esta pandemia. Los ingresos de la sanidad privada se han reducido prácticamente a cero tras la orden del Gobierno de desprogramar toda actividad sanitaria no urgente-preferente. ASPE calcula que la actividad se ha reducido un 80 por ciento aproximadamente.

A esta situación, y como denuncia el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), hay que sumarle que los costes fijos del sector no solo se mantienen, sino que se han visto incrementados ante la avalancha de casos positivos por coronavirus. Como apunta el presidente de ASPE, Carlos Rus, a este diario, "mientras que otros sectores han parado, y, por tanto, no reciben ingresos, el nuestro tampoco los tiene pero con las fábricas a pleno rendimiento". 

Entre las medidas que propone la patronal de la sanidad privada se encuentran la exención en el pago de impuestos, el establecimiento de una línea de financiación específica para el sector por importe del 75% de la facturación del sector hospitalario durante 2 meses y de un IVA superreducido para facilitar la adquisición de compras de materiales y equipos para la atención sanitaria. 

Situación crítica para la sanidad privada


Según confirma ASPE, la patronal ha dialogado sobre esta propuesta con la Secretaría General de Industria, que no ha rechazado ninguna de las medidas. "Solo nos han pedido más detalle sobre alguna de las afirmaciones, y en algunos casos nos solicitó aclaraciones", explican en ASPE.

Una vez finalizado este proceso, el Ministerio de Industria señaló a la patronal de la sanidad privada que remitiese la propuesta al Ministerio de Sanidad y al Ministerio de Hacienda. Será el ministerio que lidera Salvador Illa quien tenga la última palabra sobre las peticiones de la sanidad privada. 

Algunas voces de los más importantes grupos hospitalarios privados alertan a este sector que la situación es más crítica de lo que parece y que en seis semanas se puede producir la quiebra de algunas compañías. "Sería más que injusto que los profesionales sanitarios que se están dejando la piel contra el coronavirus en hospitales privados no pudieran recibir su sueldo", apuntan estas fuentes. En estos momentos, el ámbito sanitario privado se encuentra tratando al 19 por ciento de los hospitalizados por coronavirus y al 10 por ciento de los casos en UCI.

Propuesta de ASPE para evitar la quiebra de la sanidad privada


El paquete de medidas económico-financieras que propone ASPE para dotar de viabilidad a los centros sanitarios privados se resume en diez puntos:

1. En relación con impuestos y cuotas:

a. Exención de las cuotas de las Seguridad Social durante el tiempo en que se prolongue el estado de alarma.
b. Exención del pago de impuestos y retenciones del IRPF de los trabajadores durante ese mismo periodo.
c. Aplazamientos y/o bonificaciones en Seguridad Social.
d. Aplazamientos y/o bonificaciones en Impuesto de Sociedades e IBI
e. Créditos fiscales por aumento de plantilla sanitaria.

2. Acceso a líneas de financiación gratuita o con carencia en la devolución de principal para poder acceder a la liquidez suficiente que permita hacer frente al gasto corriente.

3. Acceso a las líneas de avales establecidas en el RD 8/2020 o a las líneas ICO de financiación de circulante para permitir la cobertura del déficit de circulante.

4. Líneas de liquidez por parte de los bancos avaladas por el Estado para afrontar pagos al contado que exigen los proveedores sanitarios (por ejemplo, EPIs).

5. Créditos blandos por inversión en material imprescindible en COVID-19.

6. Con el fin de asegurar que llega el crédito al sector, acceso a una línea de financiación específica para el sector, por importe del 75% de la facturación del sector hospitalario durante 2 meses.

7. Reducción IVA sanitario a tipo superreducido para facilitar la adquisición de compras de materiales y equipos para la atención sanitaria.

8. Subvenciones para compras por el aumento elevado de los precios de material sanitario: mascarillas, guantes, batas, medicamentos.

9. Ayudas directas a centros implicados en la atención a pacientes con coronavirus.

10. Aprobación de fórmulas de cobro excepcionales:

a. Que los centros con conciertos públicos, que cobran una parte fija del contrato, sigan percibiendo esta parte y no se regularice.
b. Periodos de pago no mayores a 60 días por las aseguradoras y por el Estado
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.