Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Empresas > Privada

Cinco claves para ser el hospital español más reconocido por Europa

El Hospital Fundación Jiménez Díaz logra el sello EFQM 5 Stars con la puntuación más alta en un hospital de su dimensión

Javier Guerra, director médico del Hospital Fundación Jiménez Díaz.
Cinco claves para ser el hospital español más reconocido por Europa
Redacción
Joana Huertas
Lunes, 23 de abril de 2018, a las 09:30
El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha recibido este mes el sello de calidad EFQM 5 Stars con una puntuación de 650 puntos, la más alta jamás conseguida en España por un hospital público o privado de sus dimensiones y características. Este sello, otorgado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad, mide el liderazgo, la calidad de los productos, servicios, procesos, estrategias,  alianzas, recursos y profesionales. 

"La participación de nuestros profesionales en la toma de decisiones y el portal del paciente nos diferencian".

Para conocer las claves que han conducido a este centro hospitalario a conseguir tal reconocimiento, Redacción Médica ha entrevistado a su director médico, Javier Guerra. Nos recibe en su despacho, donde el espíritu de Carlos Jiménez Díaz preside cada rincón. No solo por el cuadro donde aparece reflejada su figura, sino también por las palabras de aprecio constante que le brinda el director médico: "Fue el gran defensor de la consonancia entre asistencia, formación e investigación, y con esa vocación trabajamos cada día". 

Las cinco 'p' responsables de la excelencia en gestión

Conseguir una puntuación de 650 en el sello de calidad EFQM 5 Stars no se logra de la noche a la mañana. Hay mucho esfuerzo y dedicación detrás de este reconocimiento. ¿Cómo se ha cosechado este éxito? 

Guerra nos enumera a las cinco 'p' responsables. Una de ellas es la 'p' de Planificación. " Esta calidad en la asistencia es fruto de un Plan Estratégico en el cual se recogen una visión, una misión  y unos valores muy importantes para nosotros", afirma.

"Es fruto de otra 'p', la 'p' de pacientes. En nuestro trabajo diario hacemos protagonistas a los pacientes, que deben ser el centro de la atención sanitaria. También es consecuencia de otra 'p' importante, los profesionales. La excelencia ha sido posible gracias al esfuerzo de médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y del resto de categorías que han participado, colaborado y diseñado los procedimientos para mejorar a esa 'p' primera, los pacientes", explica el director médico.

Precisamente, considera que los procesos (la cuarta 'p') han tenido también un papel muy relevante: "Toda la gestión de los procesos asistenciales es fundamental para que el paciente sea atendido con el mejor trato de la manera más rápida y satisfactoria".

La última 'p' a la que se ha referido Guerra es el Portal del paciente, una herramienta procedente de la incorporación de las nuevas tecnologías al ámbito sanitario y que mejora la calidad del paciente evitándole tener que acudir al hospital para cualquier gestión.

"Aprovechar las sinergias de las nuevas tecnologías es uno de los retos a los que nos enfrentamos".

Protagonismo de los profesionales y el portal del paciente

Guerra señala, que "los reconocimientos o buenos resultados asistenciales no deben cegarnos", sino "que hay que seguir mejorando. Tenemos que aprender todos de todos los hospitales". Si algo puede exportar la Jiménez Díaz a otros centros es el papel protagonista que conceden a los profesionales

"Incorporamos en nuestra filosofía el hacer protagonistas a los profesionales de la toma de decisiones. Nosotros tenemos varios órganos de participación en nuestra organización. Unos más formales y otros menos. Hay una Comisión Central de Calidad e Innovación que promueve, promociona y promulga las metas operacionales", apunta Guerra.

También considera muy reseñable la capacidad de los profesionales para conseguir que una estrategia consensuada en la comisión central cale en su trabajo diario. "Los profesionales comparten y asumen las decisiones de Dirección, gracias a lo cual cada trabajador piensa cada día en qué puedo hacer yo por los pacientes, en lugar de en qué puede hacer el hospital por mí".

Tres grandes retos por delante

Guerra destaca como un gran factor diferencial el Portal del paciente, "una herramienta muy utilizada en crónicos que permite al paciente no tener que venir hasta el hospital para conocer sus análisis o diagnósticos. Este es un valor nuevo que en otros hospitales no está incorporado del todo". 

En este sentido, el director médico explica que uno de los tres grandes retos que afronta su centro es "aprovechar las sinergias de las nuevas tecnologías. Algo que tiene múltiples aplicaciones para mejorar la calidad de vida del paciente". 

Otro de los retos que apunta el doctor es "la prevención. En los hospitales estamos más volcados en la recuperación de un problema de salud que en una labor preventiva y es esto último lo primordial para que no haya enfermos".

El último gran reto que señala es el de "retener el talento de nuestros profesionales, que es fundamental para la asistencia, la formación y la investigación".