16 dic 2018 | Actualizado: 12:40

Cada español, dispuesto a pagar hasta 33 euros/mes por mejorar su sanidad

Según el estudio 'La salud en el mundo' de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) y AdHoc

Carlos Rus y Cristina Contel de ASPE junto al director de AdHoc, Juan José Torres.
Cada español, dispuesto a pagar hasta 33 euros/mes por mejorar su sanidad
jue 20 octubre 2016. 13.20H
José A. Puglisi
Miguel Fernández de Vega
Los españoles están dispuestos a mejorar el servicio sanitario desde su propio bolsillo. Al menos, el 30 por ciento de los entrevistados en el estudio ‘La salud en el mundo’ que han presentado conjuntamente la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) y AdHoc, investigador de mercados. En concreto, los ciudadanos consideran que podrán aumentar su inversión en sanidad a cambio de medicamentos e instrumentos que sean innovadores, mejoren su comodidad o generen un alivio.

Los datos revelados indican que un tercio de los españoles destinarían 32,98 euros al mes en la adquisición de medicamentos innovadores, cantidad que desciende a 28,32 euros para los fármacos que generen alivio y a 25,56 euros para los dispositivos de gran innovación sanitaria. En este sentido, la inversión más limitada serían los 24,77 euros para los instrumentos que aumenten la comodidad del paciente. “Los valores que se han revelado son, justamente, aquellos que se perciben en el valor mensual de las pólizas de seguros”, ha precisado la presidenta de ASPE, Cristina Contel.

Carlos Rus, secretario general de ASPE, ha afirma que el 40 por ciento de los españoles está dispuesto a pagar para reducir las listas de espera. Específicamente, el 21 por ciento de ellos aumentaría su contribución a sanidad en un 25 por ciento si la cita se adelanta a una semana con su médico general, mientras que el tres por ciento otorgaría un 75 por ciento más para ser recibido un par de días después de solicitar la cita. Sin embargo, no son los únicos, ya que el seis por ciento duplicaría su aportación si la lista de espera se reduce a un día.

A los españoles no les tiembla el pulso al momento de invertir en su salud. Juan José Torres, director de AdHoc, ha precisado que, a pesar de que el 92 por ciento de los ciudadanos consideran que la sanidad debe estar pagada con recursos públicos, un 47 por ciento de los entrevistados admitió que no repararía en gastos de ser necesario para garantizar su estado de salud. No obstante, aún hay un 40 por ciento que indica que, como cualquier otro gasto, lo realizaría en medida de su presupuesto mensual y un 10 por ciento gastaría lo mínimo imprescindible.

Una sanidad en crisis

Los españoles no están contentos con su sanidad. El estudio ‘La salud en el mundo’ indica que dos tercios de la población creen que el país padece una crisis sanitaria o está en camino de tenerla. En este sentido, el 75 por ciento de los entrevistados desaprueba la gestión en este ámbito, mientras que sólo un 18 por ciento da su visto bueno y un dos por ciento su aprobación completa. En concreto, consideran que los principales problemas son una mala administración (55 por ciento) y la fatla de recursos (39 por ciento). La tendencia negativa de los resultados solo es superada por tres de los 23 países participantes en el estudio, como es el caso de Colombia (91 por ciento), Grecia (85 por ciento) y Bulgaria (84 por ciento).

A pesar de las fuertes críticas, el 72 por ciento de los españoles asegura que tiene uno de los mejores modelos sanitarios del mundo, por lo que sólo son más optimistas los chilenos con el 86 por ciento y los austriacos con el 82 por ciento. En contrapartida, el 28 de los ciudadanos considera que España no está entre los mejores modelos internacionales, una cifra que dista mucho de la valoración negativa obtenida en Grecia (92 por ciento) y Bulgaria (93 por ciento).

Acto de presentación del estudio de ASPE y AdHoc.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.