Descubrimos los entresijos de la III fase de ensayos clínicos del fármaco contra el Covid-19 desarrollado por Hipra

Podcast | Cómo hacer una vacuna made in Spain


04 mar 2022. 20.30H
SE LEE EN 2 minutos
Nunca antes un pinchazo había generado tanta expectación. Las vacunas contra el Covid-19 han sido motivo de interés desde antes de su creación. Fueron el primer atisbo de esperanza cuando comenzaron a inocularse y las mayores aliadas contra el virus. Durante estos dos años de pandemia, la carrera científica por encontrar un fármaco eficaz se ha tornado imparable. De los laboratorios llegaban fórmulas estadounidenses, chinas, belgas, rusas o británicas. La española tardaría un poco más pero se convertiría en una opción cada vez más plausible de la mano de empresas como Hipra.





Su vacuna PHH-1V contra el SARS-CoV-2 se postula como el primer antídoto ‘made in Spain’, cuya procedencia es nacional en su totalidad. 

La compañía, con sede en Girona, era de las primeras en dar con la respuesta correcta. Tomaba así la delantera con respecto al resto de proyectos españoles como el de Luis Enjuanes o el del grupo de Mariano Esteban y Juan García Arriaza en el CSIC, centrados en dar con un tratamiento eficaz contra el virus. 

¿Cuántos voluntarios probarán la vacuna de Hipra?


Hace seis meses, ya marcaba un antes y un después al abrir el primer ensayo clínico con humanos de una vacuna fabricada en España, una vez recibido el visto bueno de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Desde entonces, el volumen y velocidad de las pruebas han ido aumentando hasta llegar, en este instante, a la recta final  del proceso. La misión de Silvina Natalini, responsable de la Unidad de Vacunación y Ensayos Clínicos de la Fundación HM Hospitales, será comprobar la eficacia de la vacuna como refuerzo en inmunizados con Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen en aproximadamente unos 500 voluntarios que pasarán por los centros del grupo de los hasta 3.000 que forman parte de esta tercera fase en España, Italia y Portugal. 

La fórmula se basa en una proteína recombinante producida mediante cultivos que provoca una respuesta inmunitaria neutralizadora. Una de sus mayores ventajas es la capacidad de adaptación ante futuras variantes del virus, una vez demostrada su capacidad de neutralización a las cepas Alfa y Beta y los “buenos resultados” de neutralización que, según la ministra de Ciencia, Diana Morant, ha demostrado frente a Ómicron. Todo ello hace que sean varios los ojos que ya ven en Hipra la mejor vacuna que saldrá al mercado. 

Making off del podcast


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.