La formación y la comunicación resultan claves para que la transformación tecnológica del SNS sea orgánica

Podcast | Brecha digital en sanidad: barreras para sanitarios y pacientes


19 jun 2022. 10.00H
SE LEE EN 2 minutos
Cambiar el papel por la pantalla del ordenador no ha sido precisamente un proceso sencillo para muchos profesionales del Sistema Nacional de Salud como parte de la transformación digital del sector. Muchos de los procesos se han visto modificados con la llegada de las nuevas tecnologías, al igual que la relación entre médicos y pacientes. Ambas partes han tenido que adaptarse a dichos avances, aunque con ciertas dificultades. Quienes se han quedado 'atrás' en este proceso sufren en primera persona la ya famosa 'brecha digital'.




Pero, ¿quiénes son los más vulnerables? El perfil no es tan concreto como parece. Dentro del personal sanitario, la incorporación de estas nuevas herramientas en el trabajo no siempre está ligada a la edad, sino a otros factores como entorno laboral o la formación recibida. Los expertos también recalcan una menor predisposición hacia la digitalización en la sanidad que en otros ámbitos cotidianos, especialmente por parte de los propios facultativos.  

Telemedicina: ¿necesaria después de la pandemia?


A ojos de los profesionales, los avances tecnológicos son un arma de doble filo. Por un lado, suponen una ventaja en áreas como el uso de datos clínicos y su interconectividad y un peligro cuando restan humanidad a la relación médico-paciente. 

La pandemia ha traído consigo una utilización forzada de estas herramientas, ante la supresión de la presencialidad.  El uso de la telemedicina y los canales de comunicación digitales dividen sin embargo al colectivo profesional en esta época postcovid. Mientras algunos profesionales consideran que el uso de esta medicina a distancia se ha ajustado a las necesidades del sistema, hay otros que critican cierto abuso tecnológico en esta 'nueva normalidad'. 

En cualquier caso, los profesionales defienden un uso responsabe de estos recursos, que deben considerarse como un aliado de la asistencia presencial y no como un sustituto de la misma. También recalcan la existencia de canales de información falsos y el peligro que puede suponer la utilización de los mismos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.