24 ene 2019 | Actualizado: 19:10

Los pediatras elaboran 10 normas para prevenir riesgos en Navidad

La AEP hace una serie de recomendaciones sobre los horarios de siesta o la ingesta de dulces, entre otros

Animan a identificar algunos peligros entre los adornos navideños.
Los pediatras elaboran 10 normas para prevenir riesgos en Navidad
mar 18 diciembre 2018. 13.20H
La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha elaborado un decálogo con una serie de recomendaciones para evitar que los más pequeños se enfrenten a algún tipo de riesgo durante la Navidad, entre los que se encuentran mantener sus horarios de siesta o vigilar que no caigan en un exceso de ingesta de dulces.

En primer lugar, la AEP recuerda que los niños, a pesar de las fechas señaladas, deben "mantener una dieta saludable". En esta misma línea, aseguran que "es buen momento" para que los más pequeños prueben "nuevos sabores".

"Los tradicionales platos navideños ofrecen gran variedad de sabores para que los niños amplíen su paladar, siempre teniendo en cuenta las edades recomendadas para comenzar a tomar cada alimento. Es preferible que lo hagan en pequeñas cantidades, de modo que se eviten atracones y se favorezca la degustación de distintos alimentos", señalan.

Revisar los sistemas de seguridad infantiles en el coche


Sobre los desplazamientos en coche, que "son más frecuentes estos días", consideran "fundamental" revisar bien los sistemas de seguridad infantiles antes de iniciar la marcha. "Conviene recordar que los niños han de tener sistemas de retención infantil apropiados y tener en cuenta que la forma más segura para ellos es viajar en sentido contrario a la marcha", recuerdan.

También en relación a la seguridad de los más pequeños, instan a tener cuidado con ventanas abiertas, escaleras y objetos eléctricos. La cocina "no es un lugar" seguro para los niños, y mientras se está cocinando "no deben de estar cerca del fuego, del horno ni de recipientes calientes", indican.

A la hora de poner los adornos y las luces navideñas, y con el objetivo de evitar posibles accidentes, la AEP anima a identifcar algunos peligros (escaleras, bolas, chimeneas, enchufes, etc.) y evitar que los niños se acerquen a ellos. "Una buena opción es crear un espacio especial para ellos, con decoración adecuada a su edad que no suponga un peligro, como figuras de plástico de tamaño medio para el Belén o adornos de tela. De esta forma, saciarán su curiosidad y podrán jugar sin miedo a hacerse daño", recomiendan.

La AEP también aconseja que, incluso en vacaciones, los niños deben realizar una hora de ejercicio diaria. Para los pediatras, una buena forma de inculcarles la importancia del ejercicio es regalar juguetes que animen a practicarlo: "Una pelota, una bicicleta o unos patines son ideales para que se diviertan a la vez que ejercitan su cuerpo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.