La nueva norma tendrá en cuenta la estatura y el peso de los niños, no la edad

Los pediatras aprueban el nuevo modelo de las sillas infantiles
María Jesús Esparza, portavoz del Grupo PrevInfad de la AEPap.


10 nov 2022. 14.00H
SE LEE EN 2 minutos
El grupo PrevInfad (Prevención en la Infancia y Adolescencia) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha participado en un seminario organizado por la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil (AESVI) donde se ha informado que las sillitas, a partir de septiembre de 2023 no se podrán homologar con la norma R-44 y no podrán comercializarse a partir del 1 de septiembre de 2024.

María Jesús Esparza, portavoz del Grupo PrevInfad, considera que el nuevo sistema (normativa ECE R129 o i-size) “refuerza la seguridad de los bebés, niños y niñas en los vehículos y puede evitar daños graves en muchos accidentes", y añade que el conocimiento de las familias sobre la nueva normativa “es fundamental para que el cambio concluya con éxito”.


Nuevas características


Sin embargo, aunque con esta actualización no se puedan vender SRI homologados con la norma R-44/04, se podrán seguir utilizando las sillas mientras se encuentren en buen estado. La norma R-129 es “más exigente”, según la AEPap, ya que “incluye” una prueba de impacto lateral que la R-44 no aplicaba.

La nueva norma tendrá en cuenta la estatura y el peso de los niños en lugar de la edad, y hasta los 15 meses de edad, la silla deberá colocarse en el sentido contrario al de la marcha. Por otro lado, está permitido seguir utilizando elevadores sin respaldo, pero solo en vehículos homologados para la norma i-size.

La AEPap, además, recalca que “como aplicación práctica para los padres que tengan que adquirir un SRI, deben saber que la norma R-44 ha salvado muchas vidas, son SRI seguros, pero como en otros campos, la tecnología avanza, y los SRI sujetos a la norma R-129 suponen un paso más en la seguridad infantil”.

Por otro lado, AESVi desaconseja la adquisición de sillitas de segunda mano, ya que, los resultados de un estudio que AESVI ha realizado recientemente, indican que 9 de cada 10 silla infantiles compradas en el mercado de segunda mano no pasarían hoy las pruebas dinámicas con las que fueron aprobadas en su día para cumplir el Reglamento Europeo de seguridad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.