Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Pediatría

La obesidad adulta, 'cicatriz' de quien supera un cáncer cerebral infantil

Según los primeros resultados de estudio en 'British Medical Jorunal'

Los tumores cerebrales dejan secuelas que, hasta ahora, han pasado inadvertidas a los médicos.
La obesidad adulta, 'cicatriz' de quien supera un cáncer cerebral infantil
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 11:30
Haber sobrevivido de niño a un tumor cerebral acarrea consecuencias en la edad adulta. Un estudio prospectivo, cuyos resultados se adelantan en la versión digital de The British Medical Journal, concluye que estos pacientes pediátricos desarrollan un perímetro abdominal superior al promedio cuando son mayores.

En consecuencia, están más expuestos que la población general a enfermedades relacionadas con la obesidad como las cardiovasculares o la diabetes tipo II. De modo que la principal conclusión de la investigación se centra en que ese aumento del perímetro abdominal se produce, en efecto, de forma más temprana que en el promedio en personas que, durante la infancia, superaron un tumor cerebral.

Según se explica en el resumen del trabajo, el método empleado por los investigadores parte de una muestra de pacientes que, en efecto, sobrevivieron a un cáncer cerebral durante la infancia, y, por otra parte, un grupo control compuesto por niños y adolescentes que no habían padecido tumor alguno durante su vida.

Niveles de citokinas en el tracto urinario

Acto seguido, se midieron parámetros relacionados con el sistema inmune en los sujetos. En concreto, se vieron los niveles de citokinas en el aparato genitourinario, los patrones genéticos de esta molécula y unas proteínas conocidas como receptores de tipo Toll.

Toda esta información se cruzó con datos del perfil de los enfermos que incluyeron la edad, el sexo, la raza o etnia, el momento vital (infancia, pubertad o edad adulta), índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés), sensibilidad a la insulina, dieta, ejercicio, sueño y grado de estrés.

El estudio está liderado por M. Constantine Samaan, profesor asociado del Departamento de Pediatría de la Universidad de McMaster y pediatra en el mismo centro. Su equipo ha colaborado, a su con las universidades de Ottawa, British Columbia y Western University.