Un estudio demuestra un menor riesgo de sufrir síndrome hiperinflamatorio entre los menores inmunizados con ARNm

El riesgo del peor efecto adverso covid en niños cae 100 veces en vacunados


21 ene 2022. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
La vacuna frente al Covid-19 puede reducir en hasta 100 veces el riesgo se sufrir síndrome hiperinflamario, uno de los efectos adversos más graves detectado de forma predominante entre la población infantil aunque de forma rara.  Una nueva investigación sugiere la relación directa entre esta patología y la inmunización vacunal.

Se trata del primer estudio de farmacovigilancia basado en la población  que evalúa el riesgo de padecer este síntoma desde que se autorizara la vacuna de Pfizer a los jóvenes de entre 12 y 17 años. La tasa de notificación observada entre los menores que participaron en el estudio fue de 1,1 casos de síndrome hiperinflamatorio (MIS-C)  por cada millón de dosis inoculadas. Es decir, 113 MIS-C por cada millón de niños infectados por el cirus. 

En la mayoría de los participantes, no se observaron evidencias de infección previa por SARS-CoV-2, lo que sugiere un vínculo entre este raro efecto adverso y la vacuna de ARNm de Covid-19. Al compararlo con el número de casos detectados entre los niños positivos sin inmunizar la probabilidad de los niños vacunados de paceder el síndrome se reducía en hasta un centenar de veces, tal y como revela el estudio publicado en la plataforma de preprint MedRxiv.

Los investigadores, detectaron síndrome hiperinflamatorio multisistémico en nueve de los menores vacunados de entre 12 y 17 años entre las 8,1 millones de dosis inoculadas en Francia desde junio de 2021 hasta este mes de enero. 


Menos riesgo de ingreso en UCI


El porcentaje de casos fue mayor en niños que en niñas. También se observó afectación cardíaca en el 89 por ciento de los pacientes, síntomas digestivos, en el 78 por ciento,  coagulopatía en el 54 por ciento, hepatitis citolítica en el 46 por ciento y  shock en el 33 por ciento. 

Tres de los nueve requirieron ingreso en UCI y el 22 por ciento apoyo hemodinámico, aunque finalmente todos se recuperaron.  Solo tres de los menores habían pasado la infección por SARS-CoV-2 de forma previa a la vacunación. 

Al compararlo con los datos de menores sin vacunar, las características clínicas (parámetros inflamatorios, citopenia) diferían ligeramente de la de los positivos no inmunizados y había menos probabilidad de ingreso en UCI a corto plazo.

"Se produjeron muy pocos casos de síndromes hiperinflamatorios con afectación multiorgánica después de la vacuna de ARNm en niños de 12 a 17 años", afirman los investigadores. La baja tasa de notificación de este síndrome, en comparación con la tasa de MIS-C entre niños de la misma edad infectados por el SARS-CoV-2, respalda, en su opinión, el beneficio de la vacunación en la población no adulta aunque admiten que es necesario estudios posteriores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.