La curiosidad y que sus amigos consuman cigarrillos electrónicos, las principales razones por las que tienden a probarlo

El 55% de jóvenes con padres fumadores tienen más probabilidad de vapear
Se examinaron datos de 6.216 jóvenes de 17 a 18 años.


05 sep 2022. 16.15H
SE LEE EN 2 minutos
Los adolescentes cuyos padres son fumadores tienen un 55 por ciento más de probabilidades de probar los cigarrillos electrónicos, según una investigación presentada en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea y realizada por un equipo del Instituto de Investigación Sin Tabaco de Irlanda (TFRI).

En el trabajo se examinaron datos de 6.216 jóvenes de 17 a 18 años, incluida información sobre si sus padres fumaron mientras crecían. Se preguntó a los adolescentes si fumaban o usaban cigarrillos electrónicos. El estudio mostró que los adolescentes cuyos padres fumaban tenían alrededor de un 55 por ciento más de probabilidades de haber probado los cigarrillos electrónicos y alrededor de un 51 por ciento más de probabilidades de haber intentado fumar.

El equipo también combinó varios conjuntos de datos irlandeses para proporcionar los análisis más completos del uso de cigarrillos electrónicos por parte de los adolescentes en Irlanda, con información sobre más de 10 000 adolescentes irlandeses (de 16 a 17 años), para observar el número total de adolescentes que prueban o usan regularmente cigarrillos electrónicos y cómo esto está cambiando con el tiempo. Esto mostró que la proporción que había probado los cigarrillos electrónicos había aumentado del 23 por ciento en 2014 al 39 por ciento en 2019.

Las razones por las que los jóvenes tienden a vapear


Las principales razones que dieron los adolescentes para probar los cigarrillos electrónicos fueron la curiosidad (66 por ciento) y porque sus amigos estaban vapeando (29 por ciento). Sólo el 3 por ciento dijo que era para dejar de fumar. La proporción que dijo que nunca había consumido tabaco cuando probó los cigarrillos electrónicos por primera vez aumentó del 32 por ciento en 2015 al 68 por ciento en 2019.

Finalmente, los investigadores analizaron en detalle los datos de 3421 jóvenes de 16 años para ver si había diferencias entre niños y niñas. Aunque los niños eran más propensos a probar o usar cigarrillos electrónicos, los investigadores encontraron que las tasas aumentaban más rápidamente entre las niñas: el 23 por ciento dijo que había probado los cigarrillos electrónicos en 2015 y el 39 por ciento en 2019, y el 10 por ciento dijo que actualmente estaba usando cigarrillos electrónicos en 2015, aumentando al 18 por ciento en 2019.

Del mismo modo, los investigadores descubrieron que tener amigos que fuman y tener menos supervisión de los padres eran factores importantes en el uso de cigarrillos electrónicos por parte de los adolescentes, más en los niños que en las niñas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.