17 nov 2018 | Actualizado: 16:10

Plan de Sanidad para mejorar contratos sanitarios y bajar listas de espera

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad.
Plan de Sanidad para mejorar contratos sanitarios y bajar listas de espera
1/1
mar 20 diciembre 2016. 12.30H
Carlos Corominas
Miguel Fernández de Vega
Este martes se ha celebrado la puesta de largo de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en la Comisión de Sanidad del Congreso para presentar las actuaciones que desarrollará en el Ministerio. Ha arrancado su intervención dejando claro que es el acento del Gobierno: "Yo milito en mi tierra, en España y Cataluña, yo milito en la España de las personas". Además se ha referido a su pasado como diputada para referirse a que su papel y el de los diputados es "pactar para ayudar a los españoles". Se ha referido al Congreso como "donde se hace política de verdad, el gran plató de la política".
 
En la línea de sus intervenciones anteriores, Montserrat ha afirmado que su "prioridad son las personas" y ha considerado que "la mejor política social es aquella capaz de servir de protección a los ciudadanos". Se ha enorgullecido del Sistema Nacional de Salud, "el tercero según el ranking de Bloomberg", y del sistema de trasplantes, "la marca España ya que es un modelo que están siguiendo en muchos países". 

La ministra se ha dejado casi para el final el apartado de sanidad, en el que se ha referido a cuatro pilares fundamentales para impulsar mejoras en el Sistema Nacional de Salud: pacientes, profesionales, equidad y financiación.
 

Montserrat: "Vamos a trabajar con las CCAA para que mejoren la situación de la temporalidad de la mano de los profesionales y de los sindicatos"


Ha destacado el papel de los pacientes porque "son la pieza angular el sistema". Uno de los compromisos que ha adoptado en su presentación es la aprobación de un baremo sanitario ya que supone dotar de "seguridad a los pacientes y a los profesionales" y es un instrumento para "facilitar la indemnización y reducir la litigiosidad". Además, se ha comprometido con desarrollar la estrategia de abordaje a crónicos, así como las estrategias de cáncer, cardiopatías y salud mental. También se ha comprometido a crear un plan de reducción de listas de espera a través de un acuerdo en el Consejo Interterritorial, así como garantizar el calendario de vacunas y desarrollar el registro de enfermedades raras.
 
En el ámbito de los profesionales se ha comprometido a colaborar con las comunidades autónomas para "lograr criterios homogéneos de méritos para mejorar la movilidad", así como para "que mejore la situación de la temporalidad de la mano de los profesionales y los sindicatos". Además, ha citado la formación continuada y la troncalidad como dos puntos clave de la política de profesionales que va a desarrollar.

Dolors Montserrat durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad.

 
Para solucionar "diferencias que puedan existir entre las diferentes profesiones", aún sin citar la prescricpión enfermera, la ministra ha aludido a recuperar el Foro de las Profesiones para "recuperar el diálogo". Asimismo, ha aludido a ajustar la homologación de los títulos extranjeros y seguir potenciando "el modelo de farmacia mediterráneo". Además ha afirmado que el Ministerio seguirá apostando por los genéricos y "ampliará la compra centralizada" que "está dando buenos resultados desde el punto de vista de abastecimiento como para la estabilidad de producción por los laboratorios". 
 
En el ámbito de la equidad se ha referido a la necesidad de impulsar la sanidad electrónica y conseguir el desarrollo " del 100% de la tarjeta sanitaria y la receta electrónica".
 
El único punto que no ha ampliado más adelante la ministra ha sido el de la financiación, aunque se ha referido a que "debe mejorarse desde el diálogo y el acuerdo con las comunidades autónomas y los grupos parlamentarios" y asegurar la "inversión necesaria para atender las necesidades sociosanitarios".  

Unir servicios sociales y sanidad

Una de las reformas destacadas que ha mencionado Montserrat tiene que ver con "conseguir una puerta única de entrada compartida entre servicios sociales y de salud" ya que, actualmente, "la única puerta abierta las 24 horas es la de los hospitales". Un cambio de modelo necesario para abordar "retos como el envejecimiento y la cronicidad".

Ha citado este cambio como "un factor estratégico porque aporta eficiacia al sistema y ahorra recursos que se pueden utilizar en otros puntos". Sin embargo, ha valorado negativamente "la fragmentación territorial de los servicios sociales" y ha anunciado la creación de un "mapa de servicios sociales para que cada ciudadano sepa qué recursos tiene a su disposición". Para ilustrarlo, ha hecho una metáfora en la que ha afirmado que "en la época de Google, Facebook y Twitter, no es posible que estos recursos no estén a golpe de clic"

Ecuación 30-35-30

Esta reforma se incluye en el objetivo que Montserrat se ha marcado como una prioridad de esta legislatura que es "sentar las bases del Estado del Bienestar de 2050". Para ello, se ha referido a la "ecuación 30-35-30", que se refiere a que los 30 primeros años de vida la persona se forma y es receptora de servicios, durante los 35 años siguientes trabaja y contribuye al sistema y, durante los 30 años siguientes, el Estado debe devolverle lo que ha aportado y "cubrir sus necesidades". La ministra ha considerado que esto supone un cambio radical frente al antiguo modelo de 20-45-20.
 
Para conseguir este cambio de paradigma, Montserrat se ha referido a cuatro pilares del Estado del Bienestar: sostenibilidad, equidad, justicia social y calidad. En este punto ha repetido una de las palabras más repetidas desde que ha tomado posesión: diálogo. "No podemos conseguirlo sino lo hacemos desde el diálogo constante con las fuerzas políticas y con las comunidades autónomas".

Críticas a la falta de experiencia

Marta Sorlí, diputada de Compromís en el Grupo Mixto, ha preguntado a la ministra si las Proposiciones No de Ley aprobadas por el Congreso las respetará el Gobierno. Además ha cuestionado por medidas concretas para acabar con la temporalidad y para "eliminar el repago que ya se pagaba antes con los impuestos".
 
La portavoz de Sanidad de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso, Marta Sibina, ha afirmado que le ha gustado el discurso de la ministra, pero ha recalcado: "No me creo ni la mitad porque usted es una ministra del PP". De hecho, ha recordado las promesas de Ana Mato en el mismo órgano, pero "luego incumplió todo".
 
Por su parte, Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos, ha afirmado que "militar en España es hacerlo en un país de hombres libres e iguales". Igea ha sido irónico para referirse a la trayectoria de la ministra: "No diré que para ser ministra de Sanidad hay que ser médico, como para hablar de Cataluña no hay que ser catalán, pero usted ha hablado de los síntomas pero no de la enfermedad".
 
A continuación, ha glosado algunos de los problemas como son el tratamiento de los profesionales y el "hospitalocentrismo del sistema", así como la "politicosis" de la sanidad, "una enfermedad común en nuestra administración". Para revertirlo ha apostado por despolitizar los nombramientos y mejorar los procesos de transparencia.
 
Sobre la falta de experiencia que le achacan otros grupos, Montserrat ha dicho: "Es verdad que yo no soy médico pero me creo lo que he dicho y voy a poner todo de mi parte para lograr este proyecto que he explicado".
 
El último grupo de la oposición en intervenir ha sido el PSOE. Su portavoz, Jesús María Fernández, que ha criticado que "el consenso que se fue tejiendo entre ustedes y nosotros a lo largo de los años se hizo añicos en la pasada legislatura". Se ha referido al Real Decreto 16/2012 como "una reforma ideológica, cortoplacista y chapucera" y ha mencionado algunos puntos: "Trocearon la cartera de servicios"; "pusieron un copago farmacéutico" y "han desfinanciado el SNS en cinco años".
 
Fernández ha propuesto devolver la universalidad, incluir el Fondo de Cohesión en los próximos Presupuestos Generales del Estado, convocar una reunión del Consejo Interterritorial en Enero sobre financiación sanitaria, revisar el Estatuto de Personal Sanitario y derogar el prescripción de enfermería.
 
A la referencia de la ruptura del consenso del PSOE, Montserrat ha respondido que va a "intentar poner pegamentos a los añicos que usted ha dicho de la pasada legislatura". 

Montserrat entra en la sala Prim del Congreso de los Diputados acompañada por Mario Garcés.


Montserrat posa con las parlamentarias del PP.

 

Monsterrat habla con Celia Villalobos y con Ana Pastor durante el homenaje por los ataques en Berlín y Ankara.


Joan Olòriz, portavoz de Sanidad de ERC; Guadalupe Martín, diputada del PSOE y Rubén Moreno, diputado del PP.


Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos; Marta Martín, portavoz de Servicios Sociales de Ciudadanos y Fernando Navarro, diputado de Ciudadanos. 


Marta Sibina, portavoz de Sanidad de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, y Ana Marcello, portavoz de Servicios Sociales de UP-ECP-EM; Joan Olòriz y Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias en el Grupo Mixto. 


Guadalupe Martín departe con Marta Sibina y Ana Marcello.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.