El Gobierno vasco se compromete a no exigirlo solo en situaciones por razón de interés general

País Vasco elimina el requisito de nacionalidad para trabajar en Osakidetza
Parlamento vasco.


30 sep 2021. 16.40H
SE LEE EN 5 minutos
La pandemia del Covid-19 ha puesto de relieve una situación que sufre la sanidad del País Vasco: la carestía de profesionales sanitarios en Osakidetza. Con voluntad de atajar en lo posible esta situación ha presentado este jueves una PNL el grupo parlamentario de Bildu en el Parlamento regional, en la que propone eliminar el requisito de nacionalidad (de un estado miembro de la Unión Europea o de un tercer país con el que exista convenio) para acceder al empleo público en el servicio de salud.

Una propuesta que ha encontrado los votos suficientes para salir adelante, aunque a medias. El Partido Nacionalista Vasco y el PSOE, socios de Gobierno, han presentando una enmienda a la totalidad que ha salido adelante con 41 síes -PNV y PSOE-, 1 no -Vox, del grupo mixto- y 32 abstenciones -Bildu y el resto de formaciones- y que exime del requisito de nacionalidad para poder optar a ejercer en Osakidetza pero solo “por razones de interés general” y en determinadas categorías profesionales -que aún estarían por ver-.

En su salida al estrado para defender la moción de su partido, Rebeka Ubera, reclamaba al Gobierno vasco la necesidad de garantizar a las personas externas a la Unión Europea trabajar en Osakidetza, que puedan estar en las bolsas de contratación como sucedió durante los momentos más duros de la pandemia del Covid-19 y, en el marco del Pacto Social por la inmigración, “ver si se hace discriminaciones de este tipo en la administración pública”.


Ubera: “No tiene sentido que en 2021 se impida el acceso a Osakidetza si cumplen el resto de requisitos excepto el de nacionalidad”



“No tiene sentido que en 2021 se impida el acceso a la administración pública si cumplen el resto de requisitos excepto el de nacionalidad”, ha señalado Ubera -Bildu-, quien ha criticado la “exclusión” que supone “actuar por intereses propios y saltarse la ley por el interés general cuando hace falta”, en alusión a las contrataciones extraordinarias realizadas durante la pandemia y en las que se eximieron ciertos requisitos para facilitar la llegada de profesionales en una situación de emergencia.

Entre otras cosas, ha explicado que su formación busca que en el corto plazo se de “una solución a estas personas con una mirada a largo plazo para comenzar a organizar la sociedad en el futuro”. Además, ha recalcado que País Vasco sufre “una carencia de profesionales sanitarios”, por lo que considera que se debe “adecuar la función pública al futuro, que no mire tanto al origen sino a la formación”.


La barrera lingüística


Por su parte, Luis Gordillo, de Ciudadanos, ha recordado que los países europeos “suelen ser particularmente limitativos, sobre todo los del continente, por tradición histórica a la hora de permitir que personas de terceros estados accedan a puestos de empleo público”: “Aquí hay dos cuestiones. La primera es qué modelo de empleo público queremos nosotros y a, continuación, sería también cuál es la situación también que tenemos pero, sobre todo, para qué queremos el empleo público, a qué queremos aspirar”, ha dicho.

A su juicio, el verdadero problema que tiene la Administración española tiene mucho que ver con la efectiva falta de movilidad que existe en la función pública, en general, es el tema debido a los requisitos de los idiomas específicos, los idiomas cooficiales que existen en algunas comunidades autónomas, como País Vasco, algo que dificulta las contrataciones públicas, cosas “que también suceden en Osakidetza”.


Medidas excepcionales y temporales


Estibaliz Larrauri, del PNV, ha salido al estrado a acusar a Bildu de formular un “titular mal intencionado”, que sería "Osakidetza contrató personal extracomunitario durante la pandemia, y ahora ya no se le contrata debido a su origen". “Vienen a decir que se le utilizó y que fíjense qué insolidarios el Gobierno Vasco, poniendo en cuestión su y nuestra moral. Pero nada más, esto no es para nada así”, ha defendido.

Larrauri ha señalado que las contrataciones en el momento más grave de la pandemia, en el que hacía falta personal, por lo que "se adoptaron muchas medidas excepcionales y temporales para hacer frente a necesidades urgentes e inaplazables que, además, estaban recogidas en el real decreto del Estado de Alarma aprobado por el Gobierno de España.


Vox señala "el verdadero problema"


Mientras, Amaia Martínez, de Vox, único partido que votó que no, acusa a Bildu de pedir en su proposición no de ley que el Parlamento Vasco inste al Gobierno Vasco a corregir las supuestas situaciones de discriminación en la contratación del personal de Osakidetza, “pero solo por motivos de origen”. “Se dejan el verdadero problema de fondo en el tintero. Señores, lo realmente discriminatorio es que un español no pueda ejercer como profesional sanitario por no saber euskera. Eso sí es discriminatorio. Y eso es lo que está ocurriendo en el País Vasco. Pero de eso no hablan”, ha dicho.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.