María Pita (UP): "Con el PSOE podemos alcanzar muchos acuerdos sanitarios"

Entrevista a María del Carmen Pita, nueva portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso

María del Carmen Pita, portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso
María Pita (UP): "Con el PSOE podemos alcanzar muchos acuerdos sanitarios"
mar 06 agosto 2019. 09.30H
María del Carmen Pita ha sido elegida como nueva portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, tomando el relevo a Amparo Botejara. La diputada por Las Palmas fija como objetivo prioritario del grupo acabar con la privatización de la sanidad y revertir sus efectos durante la próxima legislatura, según detalla en una entrevista concedida a Redacción Médica, en la que defiende que, con el PSOE, se pueden alcanzar muchas de las medidas sanitarias que su formación lleva en el programa, como la Ley de Salud Mental.

Pita cree necesario avanzar en la reglamentación del real decreto de universalidad, que "se ha quedado como un eslógan" y considera factible "una mayor inversión en la sanidad pública". Además, lanza un mensaje a los profesionales sanitarios que se hayan podido sentir molestos porque el Ministerio de Sanidad entrase en las negociaciones entre Unidas Podemos y el partido socialista: "El problema es que el PSOE nos quería dar un área que está transferida a las CCAA y, cualquier ley que se desarrollara de la sanidad pública, tenía que pasar por el Consejo de Ministros. Queremos gestionar el área de Sanidad con competencias y capacidad presupuestaria, si no, no sirven de nada las áreas".

Acaba de ser elegida como portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad, ¿cómo afronta esta responsabilidad?

Con la responsabilidad de saber que la defensa a ultranza que tenemos de un sistema sanitario público, universal, de calidad y gratuito, es un reto altísimo. Estamos viendo que los niveles de privatización de la sanidad nos están abocando a que pueda desaparecer el sistema público como lo conocemos y pueda convertirse en beneficiencia en un periodo corto de tiempo. O somos capaces de frenar y revertir las privatizaciones de la sanidad pública o veremos que en 4 ó 5 años tendremos un sistema parecido al norteamericano. Es una responsabilidad para la que espero estar a la altura junto con mi equipo y nuestra prioridad absoluta es frenar las privatizaciones y revertir las mismas para que el dinero público redunde en la sanidad pública. 

La sanidad es un elemento central del Estado social y democrático de derecho de la Constitución española. Es un derecho que debe estar fuera de la ley de la oferta y la demanda. Quien quiera pagar una sanidad privada, que la pague, pero no puede sustanciarse del dinero que debe estar destinado a la sanidad pública.

Pita durante una intervención en el Congreso

Teniendo en cuenta la fallida investidura y la amenaza de elecciones, ¿qué margen de maniobra tiene la Comisión de Sanidad para sacar medidas adelante?

Yo escuché atentamente la bienvenida de la presidenta de la Mesa de Sanidad y habló del valor que tiene en nuestra sociedad  nuestro sistema público, muy valorado fuera de nuestras fronteras. Espero que esas palabras sean una realidad y no un eslógan para despues desviar nuestro dinero. 

Sabemos que para la entidad privada, que busca rentabilidad y plusvalía, la sanidad es un negocio. Pero nosotros vamos a defender, a capa y espada, que es un derecho y que por tanto, tiene que ser cubierto por parte del Estado.

Llevamos tres meses de parálisis inexplicable, en España el poder Ejecutivo tiene que ir por un lado y el poder Legislativo por otro, espero que la yinkana en la que se convirtió la constitución de las Comisiones sirva para que en septiembre nos pongamos las pilas al margen de la conformación del Gobierno y los supuestos pactos, aunque trabajemos para que haya un gobierno de coalición.

Aquí, como en el resto de la Europa en la que nos gusta mirarnos, hay que ir hacia gobiernos de coalición, los ciudadanos de España han votado un gobierno de progreso y esa obligación tiene el señor Sánchez.

¿Qué objetivos urgentes en materia sanitaria se plantea Unidas Podemos de cara a una nueva legislatura?

Fundamentalmente, frenar la privatización. También, llevamos dos años con desabastecimientos de determinados genéricos, lógicamente, los más accesibles para las clases menos pudientes; y creemos que hay que intervenir.

La hermana pobre de la sanidad, la salud mental, es vergonzoso que se estén vulnerando derechos fundamentales de determinada población, estamos muy por debajo de la media europea en cuanto a profesionales que se dediquen a ella. 

También, potenciar la ley de eutanasia, que la hemos presentado hace un mes. Lamentablemente, el PSOE no quiso votarla en la legislatura anterior, más por cuestiones partidistas que por realidad, creo que podemos coincidir en el 80 ó 90 por ciento del texto de esa ley. Hemos vuelto a presentarla porque la demanda está ahí, el hecho de que se presentasen un millón de firmas en el Congreso de los Diputados indica la preocupación y la necesidad de esa ley. 

Es necesario no olvidarnos de las enfermedades raras, hay que darles una rapidez y atención necesarias, debe haber unidades de referencia y para ello hay que invertir y no desinvertir, como se ha hecho en este país. Se ha creado un fondo de cohesión que en vez de crecer, ha ido disminuyendo a pesar de que el número de pacientes con enfermedades raras ha ido incrementándose. 

En la Mesa de la Comisión de Sanidad hay representación de hasta cinco formaciones distintas, entre ellas Vox, que ocupa una de las secretarías. El PSOE se manifestó en contra de que este partido estuviera en las Mesas de las Comisiones, ¿cree que puede ser el partido con el que resulte más complicado llegar a acuerdos en materia sanitaria, en temas como la eutanasia o la sanidad universal?

Sera más difícil con la derecha en su conjunto, que es la que ha defendido, como el Partido Popular, la privatización de la sanidad pública, que se ha devaluado. Nosotros creemos que hay elementos que deben estar fuera de la ley de la oferta y la demanda, y la sanidad es una de ellos. No queremos acabar como esos estados que se dicen desarrollados en los que muere la gente a la puerta de los hospitales porque carecen de cartilla sanitaria. 

La sanidad pública, universal, gratuita y de calidad no es una quimera, es un hecho real que se puede desarrollar. Lo hemos tenido en este país y lo vamos a recuperar.

 La portavoz de Unidas Podemos acompañada de Antonio Delgado, miembro también de la Comisión.

¿Cuáles son las principales carencias del SNS y cómo prevén paliarlas?

La principal carencia es, no tanto aumentar la inversión, como que no se desvié a la privada. La secretaría de Estado ha mandado una carta a 11 comunidades autónomas con la coartada del techo de gasto para que se reduzca la inversión sanitaria. Nos parece un suicidio, si realmente hay déficit en esas comunidades que se indague el por qué, pero que no se debe interferir en el tema de la sanidad pública. En Canarias, como en otras CCAA, entre las principales preocupaciones de la ciudadanía, está la sanidad pública, según el CIS. Nuestra tarea política es clara, frenar las privatizaciones e intentar incrementar el presupuesto público. 

El interés político no es otro que presupuestario, podemos tener muchos eslóganes pero si no somos capaces de desarrollarlos y acompañarlos con inversiones públicas, ese interés político se queda en nada. El real decreto de universalidad de la sanidad pública, a falta de reglamentarse, se ha quedado en el aire, en un eslógan, nada más. 

Sabemos que la sanidad está transferida a las comunidades autónomas, pero desde el Gobierno se pueden trazar las líneas maestras para revertir las privatizaciones, así como avanzar en la regulación de la eutanasia o la salud mental.

Una de las medidas que llevaban en el programa y que también tenían otras fuerzas políticas es la incorporación de la salud bucodental a la cartera de servicios, ¿veis factible que salga adelante?

Tiene que llevarse a efecto, ya lo dicen los profesionales, que la salud de la boca afecta al resto de la salud física. Lo que es inadmisible es que esté fuera de la cartera sanitaria. Es una de las tareas pendientes en la Comisión y en Podemos. 

También estaba en su programa la eliminación del copago. Mientras el PSOE abogaba por su eliminación progresiva, desde Unidas Podemos defendían la supresión completa, ¿se podrá llegar a un acuerdo?

Esperamos que sí, tiene que ir acompañado de unas medidas fiscales que nosotros hemos puesto sobre la mesa, en las condiciones que dice la Constitución, de manera que sean progresivas y redistributivas.

Recientemente se ha cumplido un año desde la aprobación del real decreto de universalidad. Distintas ONG han denunciado que no se estaba cumpliendo y que había gente que se estaba quedando sin atención. ¿Tienen constancia de ello?, ¿cómo pretenden paliarlo?

Sin ninguna duda, los colectivos se han dirigido a nosotras y hemos estado incidiendo en ello en las conversaciones que hemos tenido con el partido socialista. Dejar a gente sin atención sanitaria en función del color de su piel o de dónde vengan, es inasumible desde el punto de vista sanitario y vamos a incidir en eso. La primera ministra dimitida del Gobierno de Sánchez sacó este real decreto, nosotros apostábamos más por la derogación del marco normativo que impulsó el PP para acabar con la universalidad.

Creíamos era más facil derogar o modificar esa ley que ir a un real decreto para desarrollarla y así ha sido, no nos hemos equivocado. El real decreto se ha encontrado con falta de reglamentación y en esa línea de desarrollo vamos a incidir al PSOE. Esperemos estar en el Gobierno con ellos para que, de una vez por todas, se haga realidad ese real decreto y que las CCAA gestionadas por la derecha, no puedan poner trabas. 

Poco antes de disolverse las Cámaras presentaron la primera Ley de Salud Mental, ¿Confían en llegar a acuerdos para aprobarla en su totalidad o alguno de sus puntos, para paliar ese déficit que me comentaba?

Estamos convencidos de que, con el PSOE, podemos alcanzar, no sé si el cien por cien de las medidas sanitarias que llevamos en el programa, pero sí muchas. En el programa del PSOE, muchas coinciden con el enunciado de casi todas las propuestas que llevamos de sanidad pública. Confiamos en que estemos en el gobierno con ellos. En una legislatura no se puede revertir por completo las políticas que se han llevado a cabo en los últimos 15 años con respecto a la sanidad pública, pero podemos frenar ese tipo de políticas y empezar a revertirlas. 

Otra de las propuestas que llevaban y que fue muy aplaudida por los profesionales sanitarios es incrementar la inversión en sanidad de hasta el 7,5 por ciento para estar en línea con Europa. ¿Lo ven factible?

La voluntad política no es otra que la presupuestaria, si no, estamos engañando a la ciudadanía. Si el PSOE ha dicho que su voluntad política es el rescate de la sanidad pública, y Sánchez incidió en ello durante la investidura hablando del papel de España en Europa; lo que tiene que hacer es que los Presupuestos reflejen ese ideario. Por eso confiamos en que haya una inversión mayor en la sanidad pública, sin desviar el dinero a la privada.

Subir el nivel de inversión es absolutamente posible, es una de las cuestiones que planteábamos con las modificaciones fiscales, hay que ir caminando en esa dirección. 

Los profesionales sanitarios llevan años reclamando recuperar su poder adquisitivo de antes de los recortes de la crisis, así como igualar sus retribuciones a las de sus homólogos europeos. ¿Cree que están mál pagados?, ¿de qué forma se podría revertir?

Es otra manera subliminal de acabar con la sanidad pública, tener a profesionales trabajando con sueldos devaluados. Así es fácil fichar a grandes médicos y a grandes equipos en la sanidad privada, como se hace en el fútbol. Creemos que hay que invertir y que tengan una remuneración acorde con sus responsabilidades, en esta y en el resto de las áreas públicas, en profesionales sanitarios y en gestores. Cuando tú pones a un gestor que cree en la sanidad privada y no en la pública, va a gestionar al revés. 

Tenemos encima de la mesa que los profesionales de la sanidad pública estén pagados adecuadamente. Primero, porque aún no siendo así son capaces de defender la sanidad pública como lo han hecho estos años; y segundo porque corresponde, es posible, y es necesario hacerlo.

Hay que acabar con los contratos precarios dentro de la sanidad pública, que va en detrimento de los propios servicios. La sanidad tiene que tener una plantilla estable y bien remunerada, acorde con sus responsabilidades, que va a redundar en la ciudadanía. 

Uno de los mayores problemas de los últimos tiempos es la falta de profesionales y la situación de la Atención Primaria. ¿Qué medidas plantean al respecto?

La Atención Primaria es un elemento fundamental en ese desarrollo de sanidad pública, universal y gratuita que tenemos en la cabeza. Es la primera cara que vemos cuando nos acercamos a la sanidad. Los profesionales están sufriendo, atendiendo a un paciente cada 30 segundos, absolutamente desbordados, con grandes recortes. 

Los profesionales manifestaron su malestar al sentirse "moneda de cambio" en las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, ¿qué les diría?

Para nosotros, la defensa de la sanidad pública es un elemento central en la legislatura, que lo tengan claro todos los profesionales sanitarios sin ninguna duda. El problema es que el PSOE nos quería dar un área que está transferida a las CCAA y cualquier ley que se desarrollara de la sanidad pública tenía que pasar por el Consejo de Ministros. Queremos gestionar el área de Sanidad con competencias y capacidad presupuestaria, si no, no sirven de nada las áreas. 

Por supuesto Sanidad es una prioridad política, creemos que es una de las columnas centrales de ese estado social democrático de derecho que defendemos y trabajamos en pos de él. 

De lograrse un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, ¿cree que beneficiaría a la sanidad española?

A la sanidad pública, sin ninguna duda, le beneficiaría un acuerdo progresista, que es lo que votó la mayoría de la sociedad, según lo que dijimos en campaña. El año pasado, cuando negociamos el Presupuesto, pedimos que fuera acorde con las propuestas programáticas que llevábamos como órdenes de la ciudadanía.

Casi cuatro millones de españoles han confiado en nuestro programa y vamos a cumpliro. Si el  PSOE cumple lo que dijo en campaña y lo que dice su programa sobre sanidad, probablemente saldrá beneficiada la sanidad pública española y podremos frenar y revertir las privatizaciones. 




















        

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.