20 ene 2019 | Actualizado: 16:30

Fármacos peligrosos: registran una norma que obliga a proteger al sanitario

PSOE, Satse y UGT pide al Gobierno elaborar guía nacional para la prevención de la exposición a estos fármacos

Momento del registro de la propuesta.
Fármacos peligrosos: registran una norma que obliga a proteger al sanitario
jue 20 diciembre 2018. 14.00H
El PSOE, con la colaboración del Sindicato de Enfermería, Satse, y el sindicato de clase UGT, ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados en la que reclama al Gobierno que elabore una normativa que garantice la protección de los profesionales sanitarios (entre los que se encuentran enfermeros y médicos) por su exposición diaria a los medicamentos peligrosos.

En la proposición socialista, que ha sido registrada este jueves en la Cámara Baja por  el portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Jesús María Hernández, junto al secretario general de Acción Sindical de Satse, Rafael Reig, y la secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de FeSP-UGT, Gracia Álvarez, también se pide al Ejecutivo de Pedro Sánchez que, en coordinación con las CCAA, se revisen y armonicen las medidas adoptadas de protección de los profesionales sanitarios y que se actualice el listado vigente de medicamentos peligrosos a los que están expuestos, estableciéndose el mecanismo necesario para su actualización periódica.


El texto plantea realizar campañas específicas de la Autoriad Laboral


De igual manera, se demanda elaborar, con la participación de todos los agentes implicados una guía nacional para la prevención de la exposición a medicamentos peligrosos, asegurando que los profesionales reciben la información y formación adecuada, y que se definan de forma correcta las especificaciones técnicas que ha de cumplir un sistema de trasferencia de medicación  para ser considerado un sistema o dispositivo cerrado.

De otro lado, se considera necesario realizar campañas específicas de la Autoridad Laboral, para velar por el cumplimiento de las medidas de prevención y protección, así como desarrollar programas de información y formación para profesionales, pacientes y familiares relativos a los riesgos que conlleva la exposición a los fármacos peligrosos en los centros sanitarios o en los domicilios particulares.

El manejo de medicamentos peligrosos es un problema de salud pública de primer orden, porque su uso y manipulado puede causar algunos tipos de cáncer o, en caso de embarazo, malformaciones fetales o abortos, señala la PNL, apuntando que la contaminación ambiental registrada en las zonas en las que se preparan y administran los mismos tiene efectos adversos en los profesionales que son los que más en contacto están con estas sustancias.


Riesgos en un marco europeo



20 millones de profesionales expuestos al año a medicamentos peligrosos


Así, en la proposición se recuerda que, según el Marco de Trabajo estratégico de la Unión Europea sobre Salud y Seguridad en el Trabajo 2014-2020, las mujeres que trabajan en el ámbito sanitario, enfermeros y médicos, tienen una especial vulnerabilidad debido a su alta exposición. A nivel europeo, se calcula que más de 20 millones de profesionales están expuestos al año a medicamentos peligrosos.

Otro aspecto reflejado en la PNL es que la utilización de medicamentos peligrosos, no solo antitumorales sino otros de uso muy frecuente, no ha parado de crecer en los últimos años, debido al desarrollo demográfico y la ampliación de su actividad terapéutica con el consiguiente riesgo para los profesionales sanitarios y también para los pacientes.


Riesgos por el uso frecuente


"Ante esta realidad, no hay en España una legislación que aborde específicamente los riesgos que supone para el personal del ámbito sanitario la exposición a medicamentos peligrosos en el trabajo, y que son de uso frecuente en todos los centros sanitarios y sociosanitarios e, incluso, en los domicilios de los pacientes", ha denunciado Satse en su comunicado ante los medios.

Por su parte, Jesús María Fernández, ha manifestado en su cuenta de Twitter que este plan prevee integrar "regulación, formación, coordinación de buenas prácticas e instrumental".

“Lo que buscamos es hacer un abordaje integral del problema. Vamos a pedir que tanto el Ministerio de Sanidad como el Ministerio de Trabajo den un paso más en la prevención de los riesgos laborales que implica el manejo de medicamentos peligrosos”, ha explicado el portavoz socialista de Sanidad, que añade: “Actualmente, en España, contamos con una norma técnica del Instituto Nacional de higiene y bienestar en el trabajo del año 2015, pero nos falta una normativa que pueda exigirse su cumplimiento. Con esta proposición no de ley que hemos registrado, para debatir en la Comisión de sanidad y en la Comisión de Trabajo, lo que queremos es ese abordaje integral que parta de una norma de obligado cumplimiento”.

Además, la iniciativa contempla también medidas “para mejorar la información y la formación de los profesionales para saber cómo prevenir los riesgos que implica el manejo de estos medicamentos”. Así como “recomendaciones sobre cuáles son los productos que pueden entrañar riesgo y los dispositivos que pueden permitir evitar el contacto con estos medicamentos”, mediante el “uso de sistemas de transferencia cerrada de medicamentos”.


Un manifiesto previo


Justo este miércoles, organizaciones sindicales, profesionales sanitarios, sociedades científicas y de pacientes han registrado este miércoles en el Congreso de los Diputados un manifiesto que defiende la necesidad de regular el manejo cotidiano de medicamentos peligrosos en el entorno sanitario. La iniciativa insta a desarrollar una norma que regule la protección de los trabajadores, tanto del ámbito público y privado, así como crear una guía nacional que se convierta en protocolo de obligado cumplimiento y asegurar, a través del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la equidad de las comunidades autónomas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.