21 de julio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 22:45
Política Sanitaria > Parlamentarios

El Congreso admite la PNL navarra contra la discriminación de seropositivos

La iniciativa pide que se retiren las cláusulas que excluyen a una de las partes por portar VIH/SIDA

Los diputados navarros Sergio Sayas, Koldo Martínez y Nuria Medina.
El Congreso admite la PNL navarra contra la discriminación de seropositivos
Redacción
Jueves, 06 de abril de 2017, a las 14:30
El Congreso de los Diputados ha apoyado por unanimidad la toma en consideración de una proposición no de ley del Parlamento de Navarra por la que se insta al Gobierno modificar de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios con el fin de declarar como nulas o no vinculantes las cláusulas, estipulaciones, condiciones o pactos, que excluyen a una de las partes por padecer o portar la enfermedad del VIH/SIDA. La iniciativa se debatió el martes, pero se ha votado este jueves por decisión de la mesa.  

Del mismo modo, la iniciativa añade una disposición final a la norma por la que se pide al Ejecutivo que, en el plazo de un año, presente un proyecto de ley por el que determinará la aplicación de los principios de este texto a otras enfermedades sobre las que se aplican los mismos efectos excluyentes que al VIH/SIDA en las relaciones jurídicas.

El texto, que llega a la Cámara Baja por tercera vez desde 2011, ha sido defendido por tres representantes del Parlamento navarro --el portavoz de UPN, Sergio Sayas; el de Geroa Bai, Koldo Martínez, y la socialista Nuria Medina--, que han coincidido en que el objetivo principal de esta iniciativa es "defender los derechos" de las personas que sufren o portan esta enfermedad y "evitar su discriminación".

Mientras Sayas ha llamado a la "igualdad real" para toda la sociedad y ha mostrado su incredulidad porque este tipo de cláusulas existan "en este país" y "en el siglo XXI", Martínez ha defendido el derecho de los pacientes a la intimidad y al acceso a seguros de vida o de enfermedad.

Dudas del PP

Por su parte, Medina ha criticado la "falta de sensibilidad" del PP cuya mayoría absoluta impidió que esta iniciativa saliera adelante en 2014, la última vez que visitó el Congreso y mostró, durante su intervención, la esperanza de que el amplio abanico de fuerzas presentes actualmente en la Cámara Baja, permitieran su tramitación.

Sin embargo, los 'populares' han mostrado, finalmente, su apoyo al texto, aunque su portavoz en esta materia, María Eugenia Romero, ha mostrado sus dudas acerca del segundo punto. A su juicio, "elaborar una lista cerrada de enfermedades" puede tener los "mismo efectos excluyentes" que están viviendo actualmente los afectados por el SIDA.

Así, ha apuntado que se estaba hipotecando la ley a futuros afectados que puedan venir después y que esta norma podría suponer su debate en el Congreso cada cierto tiempo por "ir en contra de un principio de discriminación que nunca debería recogerse en las cláusulas contractuales".

El portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso y diputado navarro, Jesús María Fernández, ha recordado que es una ley del parlamento de Navarra de hace 6 años y ha apuntado al avance de los últimos 35 años en la lucha contra el sida que ha conseguido que se trate de una enfermedad crónica. Para ilustrarlo ha puesto un ejemplo: "la diferencia de vida entre los seropositivos y los que no lo son es de 5 años, mientras que la de los fumadores es de 13 años".

"Háganselo mirar"

Ni PSOE ni Unidos Podemos han puesto ninguna pega a esta iniciativa navarra y han denunciado que esta medida llegue tan tarde por culpa del rechazo 'popular' en los intentos anteriores. Ciudadanos también se ha mostrado a favor desde el inicio y la portavoz de Educación del partido, Marta Martín, ha recriminado que aún existan cláusulas de discriminación para aquellos que quieren acceder a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. 

En este sentido, se ha dirigido a los representantes del Parlamento navarro presentes en el Congreso para pedirles que se lo "hagan mirar", y ha presentado la convocatoria de plazas para la Policía Foral, del 28 de marzo este año, que incluye las cláusulas que ahora piden eliminar. "No sé si es un acto de cinismo o de justicia social", ha señalado Martín.