La norma establece que la legislación en salud de las comunidades autónomas prevalecerá "en todo caso"

El Congreso adapta la ley de libertad sexual a las competencias sanitarias
Irene Montero, ministra de Igualdad.


19 may 2022. 15.00H
SE LEE EN 3 minutos
La Ley de Garantías de la Libertad Sexual aprobada por la Comisión de Igualdad delega en el Consejo Interterritorial del SNS la adopción de medidas para prevenir la violencia contra las mujeres en el ámbito sanitario y sociosanitario. No obstante, la norma matiza que prevalecerán “en todo caso” las competencias en materia de salud que ostenta cada comunidad autónoma.

El texto de la ley de libertad sexual, una de las iniciativas ‘estrella’ del Ministerio de Igualdad, establece que las iniciativas que se puedan contemplar en el seno del Interterritorial no alterarán la legislación propia de cada autonomía. En este sentido, indica que cualquier medida de prevención y sensibilización relativa a la violencia sexual deberá “respetar las competencias en estas materas de las comunidades autónomas”.

“El Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de Violencia de Género previsto en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, incorporará la violencia sexual a sus programas de información, sensibilización y formación”, concluye.

Formación de sanitarios en violencia sexual


La norma, conocida como la ‘ley de solo sí es sí’, insta a las administraciones sanitarias a promover una “adecuada formación del personal sanitario y no sanitario” para la detección de violencias sexuales, así como a proponer iniciativas que estimen necesarias “a fin de optimizar la contribución” del ámbito de la salud a este fin.

Paralelamente, recoge que en los Planes Nacionales de Salud que proceda se contemplará un apartado de prevención, detección e intervención integral frente a las violencias sexuales.

“La Comisión contra la Violencia de Género del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se ocupará del apoyo técnico y la orientación de las medidas sanitarias necesarias para implementar lo dispuesto en este precepto, así como de la evaluación y proposición de las medidas necesarias para que el sector sanitario contribuya a la prevención, detección y respuesta diligente frente a estas violencias”, añade la norma.

Finalmente, la ley establece que la citada Comisión contra la Violencia de Género elaborará, con implicación del Observatorio de Salud de las Mujeres, un protocolo común de actuaciones desde los servicios sanitarios en materia de violencias sexuales que incluya pautas de detección e intervención, “tanto frente a las violencias recientes como a las producidas en el pasado”.

Aprobación de la Ley de Libertad Sexual


La Ley de Garantías de la Libertad Sexual recibió este lunes el aval de la Comisión de Igualdad, aunque deberá pasar el trámite del Pleno del Congreso antes de llegar al Senado.

En su redacción se recoge una nueva definición de consentimiento que señala que "solo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona". Además, aúna los tipos penales de abuso y violación en uno solo.

Asimismo, regula la protección a todas las mujeres, niñas y niños con independencia de su situación administrativa, su etnia o nacionalidad, así como a las víctimas de trata y explotación sexual bajo la premisa "todas las violencias, todas las mujeres".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.