28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 18:40
Política Sanitaria > Parlamentarios

División en PSOE y Podemos sobre el apoyo a Barcelona como sede de la EMA

La Comisión de Sanidad del Senado se convierte en el escenario de un debate sobre la independencia de Cataluña

Anna Azamar, senadora de ERC, y María Teresa Rivero, senadora del PDCat.
División en PSOE y Podemos sobre el apoyo a Barcelona como sede de la EMA
Carlos Corominas
Cristina Cebrián
Martes, 14 de marzo de 2017, a las 17:50
A estas alturas casi nadie duda de que Barcelona sea una ciudad con muy buenas características para acoger la Agencia Europea del Medicamento, salvo por la cuestión de la independencia. El debate parlamentario ya no gira sobre si la ciudad es una buena candidata para ser la sede del organismo, sino sobre si los partidos catalanes están legitimados para pedir que el Gobierno central apoye su candidatura mientras apuestan por la independencia y la desconexión.

Así sucedió durante el debate de la pasada Comisión de Sanidad del Congreso y así ha pasado en la sesión de este martes de la Comisión de Sanidad del Senado, que se ha convertido en el escenario de un debate sobre la independencia de Cataluña en lugar de discutir la propuesta de Barcelona. La discusión ha concluido con la aprobación de la propuesta, pero con la división en los grupos de PSOE y Podemos durante las votaciones. 

Así las cosas, los senadores andaluces del PSOE han decidido ausentarse durante las votaciones para no pronunciarse, mientras sus compañeros de partido votaban a favor junto con PP, ERC y el Partido Demócrata Catalán. También votaba a favor el senador de En Comú Podem, Óscar Guardingo, que sustituía únicamente para este punto a su compañero de grupo confederal, el senador de Izquierda Unida por Navarra, Iñaki Bernal. La única abstención ha venido de las filas de la coalición de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, por parte de la senadora de Unidos Podemos, Concepción Palencia.    

Debate sobre independencia

La encargada de defender la propuesta para que el Gobierno apoye la candidatura de la EMA, ha sido la senadora del Partido Demócrata Catalán (PDCat), María Teresa Rivero, ha dicho que el Govern ya estaba trabajando en ello y ha confesado: 

María Teresa Rivero, senadora del PDCat: "Sabemos que no lo podemos hacer solos y que debe ser el Gobierno central el que lo apoye"


"Sabemos que no lo podemos hacer solos y que debe ser el Gobierno central el que lo apoye".
 
A partir de ahí, la Comisión de Sanidad se ha convertido más en un debate sobre el papel de Cataluña en España que sobre las posibilidades de Barcelona para ganar la sede de la EMA. El PP ha planteado una moción en la que se incluyera el término "ciudad" delante de Barcelona. La senadora catalana ha afirmado con sorna que "claro que Barcelona es una ciudad y es la capitalidad de Cataluña".
 
A continuación se ha enfrascado en una disertación sobre el término ciudad para lanzar un argumento a favor de la independencia. Su intervención se ha cerrado con un comentario hacia las filas populares que comentaban y criticaban el discurso de la senadora: "Les pido por favor que dejen de decir tonterías, porque las tonterías las dicen los tontos".

"Que vaya a Bilbao"
 
Antes de que otros grupos tomaran el relevo para seguir con el debate territorial, la senadora del PNV, Nerea Ahedo, ha tratado de relajar el ambiente con una nota de humor: "Votaré a favor de la EMA para Barcelona, a no ser que ahora el PSOE salga y diga que quiere que vaya a Bilbao".

La distensión ha durado poco ya que el senador del PSOE Pío Zelaya ha cargado duramente tanto contra los independentistas como contra el Gobierno de Rajoy por cómo ha llevado el asunto: "No ha sido para nada transparente y ha negado las posibilidades de otras ciudades como Málaga o Alicante".

El senador de Jaén ha pedido a los partidos catalanes que eviten "los ambages porque no se puede apostar por la desconexión y al mismo tiempo invocar al Estado para que apoye la candidatura de una ciudad por ser española". El dardo más contundente lo tenía reservado para cerrar su intervención en forma de pregunta a los senadores catalanes: "Si cambiaran los criterios del Gobierno y se admitieran otras ciudades, ¿apoyarían alguna?"
 
José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE, explicaba a Redacción Médica por qué se han ausentado: "Hay otras ciudades que se pueden postular y, si Cataluña se quiere independizar, elegir a Barcelona es regalar un argumento a otros países candidatos que duden de que siga en Europa".