Coronavirus: la norma sanitaria única, desde el 9J hasta que haya vacuna

El contenido se abordará en el Consejo Interterritorial y recopilará medidas de prevención, contención y coordinación

Pedro Sánchez.
Coronavirus: la norma sanitaria única, desde el 9J hasta que haya vacuna
mié 03 junio 2020. 11.00H
El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en el Congreso de los Diputados la "última y definitiva" prórroga del estado de alarma para hacer frente a la pandemia de coronavirus. "Es una herramienta de nuestra Constitución", ha insistido Sánchez, señalando una vez más que "no es un capricho" del Gobierno. El Consejo de Ministros, ha anunciado Sánchez, aprobará el próximo martes 9 un nuevo Decreto Ley que recopilará las medidas de prevención, contención y coordinación tras la expiración del estado de alarma y la llegada de la "nueva normalidad". 

DIRECTO | Siga aquí la última hora de la pandemia

El contenido de dicha normativa se abordará en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) para "aunar en una sola norma las medidas sanitarias" que se han de cumplir hasta la llegada de la vacuna o tratamiento eficaz, "y así evitar rebrotes" ha remarcado Sánchez.

Pedro Sánchez: la norma sanitaria única, desde el 9J hasta que haya vacuna

De hecho, en el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Ciudadanos el pasado martes para prorrogar el estado de alarma ya constaba el compromiso para "analizar el marco jurídico necesario" para garantizar "una salida ordenada" del mismo. 

Tal y como ha reiterado el presidente de Gobierno, en los nuevos pasos de la desescalada, serán los presidentes autonómicos la autoridad delegada competente que determine de qué forma flexibilizan lo acordado por el Ministerio de Sanidad para la fase 3, así como la superación de este periodo y el fin del estado de alarma en el territorio que gobiernan. En las regiones que aún permanezcan en fases 1 y 2, se mantendrá el sistema de cogobernanza establecido hasta ahora. 

Una desescalada segura


El presidente Sánchez se ha felicitado en la Cámara Baja de que la "desescalada gradual e inteligente" no ha supuesto un paso atrás en la contención de la pandemia de coronavirus y no ha tenido "impacto" negativo en los datos. "El virus aún circula entre nosotros, seguiremos alerta hasta que el riesgo desaparezca y trabajando en aprender para nuevas pandemias que tenemos el deber de prevenir", ha remarcado. 


"El virus no puede ser el pretexto para divididir, menos aún utilizando las víctimas como arma arrojadiza o apropiarse de la bandera"


Además, ha insistido en que el Ministerio de Sanidad recopila los datos proporcionados por las comunidades autónomas según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Sanidad no realiza cálculos propios, se dedica a recopilar los datos y contrastarlos", ha insistido, detallando que se incluyen entre los fallecidos a aquéllas personas a las que se les realizó un PCR. 

"Durante la crisis sanitaria se han producido moficicaciones en las estadísticas de cifras de infectados, hospitalizados, UCI y letalidad", ha admitido Sánchez. "Los cambios respondían exclusivamente al propósito de homogeneizar unos datos que eran recogidos con criterios heterogéneos", ha remarcado el presidente, señalando que una de las lecciones que hay que extraer de esta crisis sanitaria es "la necesidad de perfeccionar y compenetrar los sistemas estadísticos sanitarios de una manera eficiente". 

"El enemigo es el virus y la política debe servir para combatirlo juntos", ha señalado Sánchez como una nueva lección a aprender tras esta crisis sanitaria. "No puede ser el pretexto para divididir, menos aún utilizando las víctimas como arma arrojadiza o apropiarse de la bandera", ha espetado con crudeza, llamando a "no olvidarlo nunca". 

Defensa de la sanidad pública


"Hoy tenemos cero fallecidos como consecuencia de la Covid-19", ha remarcado Sánchez en relación al trabajo conjunto del Ejecutivo y las comunidades autónomas. También, ha querido agradecer a los miembros de la Cámara, "porque han servido a esta causa de defender la sanidad pública y salvar vidas".

El Gobierno, ha destacado, "comprende la impacencia de los actores económicos, pero no hay elección entre salud  y negocio!, ha insistido el presidente. "Sin sanidad pública no hay negocio que dure abierto al público", ha reiterado antes de solicitar la sexta prórroga del estado de alarma, "que será la última".

Duras críticas de la derecha


Durante su intervención, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha afeado al presidente no haber dado respuesta a la propuesta de los populares. "Llevamos tres meses ofreciendo un plan de activación económica que ni siquiera se han dignado a valorar", ha lamentado Casado, que ha acusado al presidente de "ser el ejemplo del mayor fracaso mundial en la lucha contra la pandemia, con las peores cifras de fallecidos por habitante que todavía se niega a clarificar tras tres meses de mando único".

"¿Cómo es posible que según el Instituto Carlos III hay 43.000 víctimas y usted habla de 27.000?" ha preguntado Casado en su turno de réplica, en el que también ha exigido al Gobierno que cumpla la ley y que "haga públicos los nombres de los expertos".

Casado ha tachado de "chapucera" la gestión de la crisis sanitaria que ha hecho el Gobierno de coalición, al que ha acusado de entorpecer los pactos en la Comisión de Reconstrucción.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.