Así lo ha detallado el conseller Josep Maria Argimon durante su comparecencia en el Parlament

Cataluña fija una parte de su presupuesto a convocar 1.640 plazas MIR
Josep Maria Argimon.


12 nov 2021. 17.50H
SE LEE EN 4 minutos
El conseller Josep Maria Argimon ha presentado este viernes en el Parlament el presupuesto del Departamento de Salud para 2022, que asciende a un total de 11.244,2 millones de euros. El importe es un 15 por ciento más que el del último presupuesto aprobado (el de 2020), con un incremento total de 1.455 millones. Con estas cuentas, "el Gobierno de la Generalitat ha hecho un esfuerzo claro priorizando la salud", ha subrayado Argimon durante su intervención en la comisión de Salud del Parlament. En este plan presupuestario también se prevé aumentar las plazas de formación sanitaria especializada hasta las 1.630. 
 
Por líneas asistenciales, ha destacado el conseller, la partida de la Atención Primaria es una de las que experimenta mayor crecimiento, con un presupuesto total de 1.885,1 millones de euros, es decir, un 20,7 por ciento más que en 2020. También registran un aumento notable el ámbito de la Salud Mental, con 505,1 millones de euros (un 10,4 por ciento más que en 2020) y el de la salud pública, con 248,2 millones de euros (un 74,5 por ciento más que en el último presupuesto).

Uno de los capítulos que experimentan mayor incremento es el de salarios, que pasa a ser de 2.298,2 millones de euros, un 23,5 por ciento más que el presupuesto de 2020 (con 438,1 millones de euros de incremento). " Mantenemos y consolidamos todos aquellos contratos que se han hecho en los últimos meses: Todo el mundo que se ha contratado continúa" , ha subrayado el conseller.

Por lo que respecta a las infraestructuras sanitarias, el gasto se dobla respecto al último presupuesto. Según ha explicado el conseller, " partimos del año 2020 de 259 millones de euros, y ahora nos vamos a los 519 millones" . La gran mayoría de las inversiones, un 85,6 por ciento, se destinan a nuevas actuaciones, mientras que el resto se reservan para obras ya terminadas.

Fortalecer la Atención Primaria y Comunitaria, con nuevos perfiles profesionales


El presupuesto también prevé fortalecer la Atención Primaria y Comunitaria, consolidando la política de contrataciones e incorporando nuevos roles y perfiles profesionales, con cerca de 2.200 plazas. Entre ellas, 300 profesionales para el apoyo de residencias, 220 enfermeras para el despliegue de cartera, 746 técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, administrativos de apoyo y de atención ciudadanía, y 150 nutricionistas en los EAP, entre otros. En este contexto, también se destinan 34 millones de euros al Programa de Bienestar Emocional y Salud Comunitaria, con 220 nuevos referentes de bienestar emocional.

Una segunda gran línea de trabajo es reforzar la atención a la Salud Mental, potenciando la mejora del ámbito de atención infanto-juvenil e incorporando acciones del plan de prevención del suicidio, entre otras actuaciones. En tercer lugar, el presupuesto contempla consolidar las políticas de contratación de profesionales e incrementar su oferta de formación de especialistas, con 1.630 plazas.

El impulso en la actividad de Salud Pública es la cuarta línea principal de trabajo. En este sentido, se incorporan profesionales para mejorar la inteligencias epidemiológica y el trabajo conjunto con el sistema sanitario, reforzando áreas de salud pública de altísima prioridad, como la emergencia climática, las vacunas, la salud laboral o las adiciones. También se incorporan dos vacunas en el calendario vacunal: contra la meningococo B (dirigida a la población infantil) y contra el Herpes Zòster (dirigida a la gente mayor ya personas de riesgo).

La innovación y la investigación como fuente de transformación del sistema es otra gran línea de trabajo de este presupuesto, que avanza en proyectos como la gestión integral de los pacientes críticos, la nueva instalación de protonterapia y el desarrollo de los servicios de anatomía patológica en red, el despliegue de las tecnologías 4D y de realidad virtual y aumentada, y el despliegue de la medicina personalizada, entre otros.

Por último, una sexta línea principal de trabajo son las inversiones en equipamientos, tecnología e infraestructuras para la transformación del sistema, con un total de 513 millones de euros.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.