Psicología advierte de la dificultad de personas para adaptarse a la normalidad y miran el 'Sindrome de la cara vacía'

Vuelta paulatina a la vida prepandemia: "Podemos convivir con el riesgo"
Sobre la retirada de la mascarilla, agunos ya han acuñado el término 'síndrome de la cara vacía'.


24 jun 2021. 09.05H
SE LEE EN 5 minutos
POR MARÍA GARCÍA
La sociedad en España va poco a poco encaminándose hacia la vida pre-pandemia. Gracias al ritmo de vacunación, que ha conseguido que la mayor parte de los colectivos de riesgo estén inmunizados frente al Covid-19, las medidas empiezan a relajarse. Los horarios de tiendas y hostelería se dilatan, se permiten más reuniones y en solo unos días los viandantes podrán volver a verse las caras. 

Son situaciones que la mayoría de la población acogen con entusiasmo y alegría. Pero otras no. Pueden sentir miedo y ansiedad, sobre todo con la retirada de mascarillas. Y algo parecido va a ocurrir con la socialización. Hay amistades que llevan tiempo sin verse, o que lo hacían cada bastante tiempo para no correr riesgo. Pero a medida que la vacunación avanza y se van quitando medidas, la sensación es de mayor normalidad. "Las personas que tienen miedo al contagio probablemente sean las que más eviten el contacto social o sigan manteniendo todas las medidas de protección", explica Noelia Morán, profesora y colaboradora del Consejo Oficial de de la Psicología,

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19 

Además, "puesto que no se ha vacunado a la población, continúa habiendo personas de riesgo alrededor. Incluso el miedo puede ser patológico en algunas personas frente al Covid", indica. 


Miedo patológico 


En caso de miedo patológico, explica que es recomendable acudir al psicológo. "Son quienes tienen capacidad de abordarlo si no deja hacer vida normal al paciente (dentro de la normalidad que tenemos ahora mismo). Si se desborda, es muy frecuente o interfiere mucho en la vida se deben consultar para darles algunas pautas  y ver si puede ser más complicado o no", añade. 

La psicóloga indica que la pandemia ha influido en la vida de las personas en el sentido de que ya no se sienten en un mundo seguro. "Quizá nos planteemos que el mundo lo es en general, pero a veces ocurren cosas. Ahora estamos volviendo a recuperar esa seguridad. Y es necesario seguir haciendo nuestra vida, las tareas y actividades agradables, teniendo en cuenta que hay un cierto riesgo que se mantiene pero que podemos convivir con él. A medida que pasa el tiempo es más bajo y hay más vacunación. Las expectativas son cada vez mejores. Hay que ir normalizando más nuestra vida, recuerpando aspectos sociales que forman parte de nuestra identidad como sociedad, que somos muy cercanos", afirma.

Síndrome de la cara vacía


Sobre la retirada de la mascarilla, agunos ya han acuñado el término 'síndrome de la cara vacía', para lo que pueda ocurrir. Auque como explica Noelia Morán, aún no está estudiado. 

"El 'Sindrome de la cara vacía' es algo que no sabemos muy bien ni lo que es. No está investigado ni reconocido a nivel psicológico. Pero sí se ha planteado que algunas personas puedan pasarlo muy mal", explica. Se trata de gente que puede tener dificultades más claras con su ansiedad o que puedan sentir miedo hasta que comiencen a normalizar la situación. 

"Quizá hay que entender que nos va a parecer un poco extraño quitarnos la mascarilla. Es complemante normal. Todos nos hemos tenido que habituar a llevarla puesta y ahora la situación es la contraria. Pero vamos a comenzar a hacerlo en espacios abiertos y con distancia social", añade.   

Por eso, la psicóloga considera que para un grupo de personas esto no va a representar demasiados problemas, sino que lo acogerán con cierta felicidad o alegría. Por contra, "otro grupo mucho más pequeño van a sentir ansiedad por su salud, sobre todo entre los que, durante la pandemia, han tenido más complicaciones o riesgo por el Covid-19". 

"Hay que entender que nos va a parecer un poco extraño quitarnos la mascarilla"



Para ese tipo de personas, la experta explica que no se debe forzar, sino que las personas deben ir preparándose para esa situación y valorando cuándo se sienten cómodos para empezar a quitar la mascarilla. "En personas con mucha ansiedad o preocupación se les puede plantear varias cosas. Por eso se debe entender el contexto acual: sigue habiendo pandemia pero el riesgo es más bajo. Además, cumpliendo las medidas de seguridad y el distanciamento social, es aún menor". A partir de ese mensaje, se puede ir poco a poco quitándosela en espacios donde no haya absolutamente nadie para, después, ir enfrentándose a situaciones más difíciles. 

Pero hay personas a las que esta situación les puede generar mucha más ansiedad, ataques de pánico, hiperventilación o taquicardias. Dificultades psicológicas que necesitarán la consulta de un profesionales de la Psicología para trabajar con ellos de forma más exhaustiva. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.