Sustituir medicación por terapia psicológica en ansiedad es "más eficaz"

Antonio Cano lidera un ensayo que demuestra los beneficios de la Psicología para intervenir en estrés o depresión

Antonio Cano, catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid.
Sustituir medicación por terapia psicológica en ansiedad es "más eficaz"
mar 23 julio 2019. 17.40H
Si se sustituyera el tratamiento farmacológico prescrito por Atención Primaria frente a uno psicológico en estrés, ansiedad, depresión o somatizaciones, tanto los pacientes como el sistema de salud saldrían beneficiados. Porque es más eficaz y, además, más barato, tal y como ha demostrado un ensayo liderado por Antonio Cano, catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

Antonio Cano explica en qué consiste 'PsicAP'

Para demostrar que esto es así, Cano ha llevado al IV Congreso Nacional de Psicología los resultados de 'PsicAP' (Psicología en Atención Primaria), un ensayo clínico aleatorizado que se está cerrando ahora con 639 pacientes y otros 1.074 aleatorizados. El promotor de este ensayo ha sido la Psicofundación: la Fundación Española para la Promoción de la Psicología creada por el Consejo General. Desde la Universidad, Cano ha liderado un grupo de trabajo formado por más de 180 personas, sobre todo de médicos, así como muchos piscólogos clínicos. En total, han participado 22 centros de nueve comunidades autónomas. 

"Los resultados demuestran que es más eficaz hacer un tratamiento psicológico en grupo para los pacientes que tienen ansiedad, depresión o somatizaciones, que el tratamiento habitual con su médico, esencialmente farmacológico", asegura. 

Funcionamiento 


El protocolo consiste en que el médico de Atención Primaria pase una prueba de siete ítems para la ansiedad. Si da 10 o más puntos, deriva al paciente al psicólogo clínico, quien hace un grupo de unas 12 o 15 personas. A ellos les explica ese estrés, un problema acuciante hoy en día para la mayoría de la población.


"La crisis económica ha provocado un incremento de los trastornos depresivos en un 19,5% en AP"


"Los móviles y las nuevas tecnologías nos facilitan mucho la comunicación, el trabajo a distancia, el tener muchos contactos, pero nos va a sobrecargar. Y esa sobrecarga hay que saberla manejar. Porque, si no, nos agotaría y nos produciría problemas de ansiedad, problemas emocionales, e incluso otros problemas de salud pues como las somatizaciones", asegura. 

Pero no solo derivan de las nuevas tecnologías. "En general -explica- los problemas emocionales se incrementan cuando una persona tiene problemas en su vida. La crisis económica que ha surgido en 2008 ha provocado un incremento de los trastornos depresivos en un 19,5 por ciento en Atención Primaria y de un 7,5 por ciento para los trastornos de ansiedad. Y ese incremento de la prevalencia de los trastornos emocionales está asociado con perder el empleo".

El ejemplo de Madrid 


"Uno de los problemas que tiene la Psicología es que hay muy pocos psicólogos clínicos en el Sistema Nacional de Salud. Psicólogos hay, pero habría que formarlos y sacar más plazas PIR. Solo 21 nuevos psicólogos clínicos en Atención Primaria en la Comunidad de Madrid han atendido a 8.000 casos en seis meses, de manera que no tiene por qué ser muy costoso".

"Pero es que además -prosigue- hay estudios de la experiencia de Gran Bretaña, la experiencia IAPT, un intento de mejorar el acceso a los tratamientos psicológicos, que dicen: "¿Por qué duplicar el tratamiento psicológico costaría nada?" Y entonces ya va el resultado en el título. ¿Por qué duplicar el tratamiento psicológico costaría nada?"

En opinión de Cano, a esta conclusión podría llegar también España si hubiera más plazas PIR y se formaran a psicólogos clínicos para integrarlos en el SNS. "Costaría nada dar un servicio donde estamos atendiendo mejor los trastornos emocionales y los trastornos mentales comunes con técnicas eficaces. Las técnicas psicológicas reducen del orden de siete puntos en una escala donde el tratamiento habitual lo reduce dos, y por otro lado reduce costes y mejora la calidad de vida", explica.

España, un país sobremedicalizado


Sin embargo, en España, en su opinión, hay una sobremedicalización. "Y además mala. Somos el segundo país de la OCDE, después de Portugal, en consumo de benzodiazepinas, que es un fármaco desaconsejado para el tratamiento de los trastornos de ansiedad y sin embargo es el más consumido", asegura


"El psicofármaco que más se consume en España es el más desaconsejado"


"No solamente siguen incrementándose todos los años el consumo de psicofármacos -continúa- sino que además el que más se consume es el más desaconsejado. Estamos muy lejos de lo que dicen las guías de práctica clínica, que resumen la evidencia científica". 

Según el estudio epidemiológico de los trastornos mentales promovido por la OMS y llevado a cabo más de 20 países, España está incrementando los niveles de trastornos emocionales así como los costes, que según señala el catedrático de Psicología alcanza el 2,2 por ciento del PIB. Señala que solamente la ansiedad y la depresión cuestan como el resto de los trastornos mentales juntos: 23.000 millones de euros. 

"El 8,5 por ciento de todos los años vividos con discapacidad es debido a la depresión y es ya la enfermedad simple que genera más discapacidad. Eso produce muchos costes. Es irracional que a una persona con una media de edad de 49 años le digamos que ya no es apta para el trabajo y le demos una incapacidad permanente cuando no le hemos dado un tratamiento eficaz", asegura. 

El ensayo, a falta de pulir los últimos detalles del borrador, se podrá leer publicado en los próximos meses en alguna revista científica. 

Un momento de la entrevista con Redacción Médica.

Un momento de la entrevista con Redacción Médica.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.