"Necesitamos más plazas PIR, porque la salud mental no es algo secundario"

Carmen Barreiro, número 2 del examen PIR, critica la falta de especialistas y pide más protagonismo para su profesión

Carmen Barreiro.
"Necesitamos más plazas PIR, porque la salud mental no es algo secundario"
mar 26 febrero 2019. 12.20H
Entre la número 1 del examen PIR y la número 2 solo hay una respuesta correcta de diferencia: 206 preguntas acertadas por Mar Marañón, frente a las 205 que acertó Carmen Barreiro. En esa horquilla de suerte juegan todos los aspirantes que concurren a las pruebas de Formación Sanitaria Especializada, y es el mejor ejemplo para evidenciar el esfuerzo mayúsculo que realizan todos los aspirantes.


"Necesitamos a alguien que nos oriente y nos ayude a lo largo de esta travesía en busca de una plaza PIR"


Así lo reconoce la propia Barreiro que atiende eufórica la llamada de Redacción Médica pocas horas después de conocer la noticia. “Para mí esto supone una alegría y una satisfacción enorme. Es algo por lo que trabajamos mucho. Y este puesto es la mejor recompensa después de tanto esfuerzo”, explica Barreriro.

Aun así no se olvida de aquellos que se han quedado “colgados” y no podrán elegir plaza. “En una oposición tan selectiva con tan pocas plazas puede ser que todo el trabajo que hemos venido haciendo no valga para nada”, afirma Barreiro, que reivindica más plazas PIR.

“Es incuestionable de que faltan plazas de psicología clínica. Nuestra profesión es fundamental para el Sistema Nacional de Salud (SNS) y para cualquier país que pretenda que sus ciudadanos tengan un buen servicio de salud mental y, en general, una buena cobertura sanitaria. Es por que los psicólogos somos una pieza fundamental en la sanidad. La salud mental no debería de ser algo secundario”, denuncia la estudiante de Psicología, y futura residente PIR. 

Apoyo “fundamental”


Pero llegar a verse con una especialidad de Psicología y hacer “lo que siempre he soñado” no ha sido fácil. Precisamente, esta era la segunda vez que se presentaba al examen, y desde que salió de la universidad decidió preparar la prueba junto a la Academia APIR, la cual ha sido “la mejor decisión que podía tomar”.   

Cuando se le pregunta el por qué, Barreiro no duda y justifica su respuesta alegando que el apoyo que ofrecen desde APIR es “fundamental”. “En definitiva, el estudio siempre es cosa de uno mismo, pero el apoyo que nos ofrecen desde la academia es fundamental. Al final, siempre necesitamos a alguien que nos oriente y nos ayude a lo largo de esta travesía en busca de una plaza PIR. En mi caso, puedo decir que lo he conseguido”, concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.