Fátima Cabello, subdirectora de Salud de Cruz Roja, explica a Redacción Médica los primeros pasos de este proyecto

Psicología liderará el teléfono antisuicidio 024, que no tendrá psiquiatras


25 mar 2022. 09.15H
SE LEE EN 6 minutos
El Ministerio de Sanidad ha delegado en la Cruz Roja el desarrollo del teléfono de ayuda a personas con riesgo de conducta suicida. Una herramienta, incluida en el apartado de la Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud 2022-2026, que contará con una subvención directa de 2.049.750 euros que la institución humanitaria tendrá que invertir en la gestión de una atención telefónica totalmente gratuita y disponible las 24 horas del día.

Fátima Cabello, subdirectora de Salud de Cruz Roja, será la persona encargada de desarrollar el novedoso proyecto, que contará esencialmente con unos profesionales de la Psicología que atenderán a los usuarios de forma “completamente individualizada”. Así lo asegura Cabello a Redacción Médica, donde explica cómo será esta herramienta que abordará la prevención, detección precoz y atención a la conducta suicida.

¿Qué perfil van a tener los profesionales que atiendan el 024?

Fundamentalmente, profesionales de la Psicología con la formación adecuada y experiencia en suicidios. También vamos a contar con un equipo multidisciplinar con otros perfiles que puedan servir de apoyo, como trabajadores sociales. Además, se tiene en cuenta la posibilidad de contar con un equipo de respaldo hacia el propio autocuidado de los psicólogos y psicólogas que atiendan estas llamadas.

¿Se contempla inclusión de la figura del psiquiatra en el proyecto?

De momento, se va a manejar a nivel de Psicología.  

¿Cuántos profesionales calculan que van a estar trabajando en el servicio?

No sabemos aún. Estamos preparándonos para dimensionar el servicio porque desconocemos el número de llamadas que va a entrar. Tenemos que garantizar que las llamadas se atiendan lo antes posible, dado la posible gravedad de la situación, y ajustar y dimensionar el equipo en función de las llamadas que recibamos.

¿Cómo se va a estructurar internamente?

Hay una parte más operativa, que está formada por las personas que van a atender el servicios y que van a tener el respaldo de un equipo multidisciplinar. También van a contar con una figura de coordinación como responsable del servicio.

Por otro lado, hay una parte de oficina, en la que habrá un equipo enfocado en la gestión que implica a otros departamentos.

¿Esta parte de gestión también contará con profesionales sanitarios?

Sí, la persona responsable del proyecto también va a ser psicóloga.


"Estamos tratando con el Ministerio de Sanidad un posible refuerzo de los sistemas autonómicos para el teléfono 024"



Al ser un teléfono estatal, ¿qué relación van a tener con los sistemas sanitario autonómicos?

Al estar centralizado, se van a establecer diferentes niveles de riesgo en función de la llamada para ofrecer la atención que corresponda. En los casos en los que se considere que el usuario requiere una derivación al Sistema Nacional de Salud (SNS) o al sistema de cada comunidad autónoma, se activarán los servicios de emergencias. También se va a establecer un catálogo de recursos, en función de la necesidad y del riesgo de cada usuario, donde está contemplada esta derivación al SNS. También se está realizando un trabajo de sensibilización con las Consejerías.

Entonces, ¿existe la posibilidad de que se notifique una conducta de riesgo al centro de salud o médico de referencia del usuario?

Tenemos que ver cómo coordinarlo con cada una de las autonomías, pero existe la ventaja de que, al tener presencia en todo el territorio, hay contacto con las diferentes Consejerías. Esta es una cuestión que estamos tratando con el Ministerio para estudiar un posible refuerzo de los sistemas a nivel autonómico.

Respecto a la confidencialidad del ciudadano, ¿se respeta en todo momento la Ley de Protección de Datos?

Todo esto se está contemplando con especialistas en Ley de Protección de Datos. Evidentemente, no se va a recoger ningún tipo de dato, a parte de lo marcado por el Ministerio de Sanidad, que pueda hacerse público, si la persona no se quiere identificar. Es un teléfono confidencial, anónimo y gratuito. Estas son las condiciones que establece el Ministerio y siempre se respeta el derecho del usuario.

En caso de que un usuario presente claros signos de estar en riesgo, ¿cómo se actúa si quiere mantener el anonimato?

Se están estableciendo varios protocolos. La ventaja de que lo atienda una persona especializada es que los usuarios reciben una atención individualizada. Evidentemente, cuando se valore una derivación a los servicios de urgencia, estos se van a activar. Todo esto se está contemplando, pero dentro del marco de la Ley de Protección de Datos.

Es un tema muy delicado, por lo que cada llamada tiene que ser valorada por un especialista para dar la atención correspondiente.

¿Será entonces una atención completamente individualizada?

Sí, la idea es tener el mayor impacto positivo sobre la persona. El objetivo del teléfono es la prevención, la detección precoz y, en caso de un intento autolítico, el poder tratarlo. Vamos a contar con un directorio de servicios a los que se pueda derivar a estas personas en función de la necesidad del usuario en ese momento, como puede ser un acompañamiento emocional o la derivación al SNS.

¿La escasez de precedentes corre en contra del proyecto?

Así es. Tenemos que ver cómo es la acogida y la demanda, por lo que tenemos que estar preparados para cualquier redimensionamiento del servicio. No obstante, tenemos la experiencia de un servicio diferente al 024, Cruz Roja Te Escucha, que surgió a raíz de la pandemia. Nosotros llevamos dos años trabajando con ese teléfono, que es completamente diferente porque no se centra en el suicidio, sino en el apoyo y el acompañamiento emocional. La acogida de ese teléfono ha sido muy buena y las personas lo valoran muy positivamente. Dentro de lo novedoso de esta nueva herramienta, contamos con estos dos años de experiencia de un servicio de atención telefónica.

Además, Cruz Roja cuenta con experiencia psicosocial, tanto a nivel nacional como internacional, lo que da cierto respaldo a la hora de montar el servicio.

¿Cuándo estará operativo al 100 por 100?

Se estima para principios o mediados de mayo, cuando tengamos todo técnicamente preparado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.