Un estudio alerta sobre el aumento de esta patología, la ansiedad y el estrés en un contexto de sobrecarga de trabajo

El 52% de los trabajadores sociales presenta depresión tras la pandemia
Juan José Regatos, Ángel Citores, Francisco Santolaya, Pilar del Pueblo y Sergio Reno


25 mar 2022. 10.30H
SE LEE EN 4 minutos
Más de la mitad de los trabajadores que se dedican a los servicios sociales en los ayuntamientos presenta síntomas de depresión después de la sobrecarga de trabajo que ha provocado la pandemia de Covid-19. Un estudio elaborado por el Consejo General Psicología y Comisiones Obreras ha advertido sobre el empeoramiento de las condiciones de salud psicosocial de este colectivo.

El análisis ha detectado que un 52,7 por ciento de la plantilla dedicada a esta actividad cuenta con un cuadro equivalente a la depresión, el 52,6 por ciento tiene síntomas relacionados con la ansiedad, mientras que el 62,3 por ciento ha protagonizado estrés. Estos índices se encuentran casi diez puntos por encima de los valores que demostraban los estudios previos, cuando la prevalencia de síntomas de carácter depresivo se encontraba en una horquilla de entre el 30 y el 40 por ciento.

“Hace falta que profesionales de la psicología se dediquen a cuidar a los propios trabajadores”, ha reivindicado el presidente del Consejo General de Psicología, Francisco Santolaya, durante la presentación del estudio.

El estudio, que cuenta con una muestra de 1.145 profesionales de los servicios sociales, ha concluido que el ritmo de trabajo, la sobrecarga o la incertidumbre son algunos de los factores principales que han impulsado el crecimiento de estos problemas. Mientras que el sentido del trabajo, las posibilidades de desarrollo, la implicación emocional son las condiciones que han condicionado positivamente los datos.

La investigación ha apuntado a que el 48,7 por ciento de los encuestados presenta sintomatología de Burnout (el síndrome del trabajador quemado) con niveles que abarcan desde la alta frecuencia hasta las consecuencias diarias. Esta cifra está condicionada por fenómenos como la violencia recibida durante su actividad laboral. Un 12 por ciento ha manifestado que ha sufrido ataques físicos, mientras que el 74,8 por ciento ha reconocido vejaciones verbales. Asimismo, un 4,4 por ciento ha explicado que ha sufrido violencia sexual.

“Son profesionales que se están dejando la salud en el puesto de trabajo porque siguen yendo a trabajar con esta sintomatología”, ha subrayado la representante del Consejo de Psicología, Pilar del Pueblo. 

Francisco Santolaya, presidente Consejo General de Psicología

Campañas de prevención


Los autores del estudio han incidido en algunas de las posibles soluciones que permitirían reducir estos niveles altos de síntomas de carácter depresivo. Una de ellas es la puesta en marcha de campañas de prevención de la salud física y psíquica entre las plantillas, algo que solo realizan de forma frecuente el 11,7 por ciento de las administraciones locales en España.

El estudio ha estimado que la promoción de esta estrategia es capaz de reducir hasta un 13 por ciento las bajas laborales en un espacio de tres años, debido a la mejora de los indicadores vinculados con el estrés. “Tiene que prestarse a poner más medios al área de servicios sociales para garantizar que los trabajadores tengan más medios, mejores medidas correctoras”, ha explicado Sergio Reno, director del área de investigación de Kayros Research.

Asimismo, los investigadores han incidido también en la necesidad de poner en marcha evaluaciones de los riesgos psicosociales en todos los centros de servicios sociales del país. Estos análisis deben analizar algunos aspectos como el envejecimiento de la plantilla, la perspectiva de género o las características del puesto de trabajo para evitar futuros problemas de carácter de salud mental.

Para poder mejorar la situación, los autores han puesto sobre la mesa también algunas propuestas en materia laboral. El aumento de los puestos de trabajo, la reducción de la temporalidad o la incorporación de personal joven son algunas de las claves. “A partir del estudio, tienen que tomar nota los responsables políticos porque están incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos”, ha remarcado Juan José Regatos, secretario general del Sector Estatal de Administración Local de CCOO. 

Mª Victoria Fernández, Sergio Reno, Pilar Del Pueblo y Juan José Regatos

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.