"El Covid-19 ha visibilizado la importancia del fisioterapeuta en críticos"

El presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas, Fernando Ramos, da su visión sobre la crisis del coronavirus

Fernando Ramos, presidente de la AEF.
"El Covid-19 ha visibilizado la importancia del fisioterapeuta en críticos"
mar 14 julio 2020. 11.10H
Con la colaboración de
Fernando Ramos, presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF), cree que la crisis del coronavirus Covid-19 ha reforzado el papel de los fisioterapeutas en el sistema sanitario. Y es que, según Ramos, se “ha corroborado la importancia de su trabajo tanto en el manejo de pacientes en fase crítica, como en la recuperación de las secuelas derivadas de la enfermedad”. El representante de los fisioterapeutas españoles charla con Redacción Médica en el marco de 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia)', una recopilación de valiosos testimonios de los principales protagonistas del sector sanitario, que arrojan su visión sobre esta pandemia. En palabras de Fernando Ramos, esta situación “ha puesto en evidencia la necesidad de dimensionar los recursos de la propia AEF a la realidad actual, contribuyendo a que seamos capaces de incrementar nuestra capacidad resolutiva en beneficio de los profesionales”. 

¿Cuáles son los aciertos y errores que considera que se han cometido durante esta crisis?

Cualquier crisis sanitaria se presenta de forma inesperada y repentina, generando un déficit prestacional y demorando el proceso de atención.

Indudablemente, hoy sabemos mucho más de lo que sabíamos al inicio de esta, por lo que resulta ventajista efectuar un análisis de los errores cometidos, si bien el principal desacierto fue la tardía respuesta por parte de la administración y la cascada de decisiones que se tomaron desde un prisma político y no sanitario, lo que situó a los profesionales en una posición de indefensión por no disponer de los recursos necesarios para brindar una asistencia en condiciones de seguridad.

El tejido profesional de la Fisioterapia se estructura en modelos fundamentalmente privados, que han visto imposibilitado el acceso a los equipos de protección individual durante una parte importante de la actual crisis, limitándose su capacidad para el ejercicio profesional, en un momento donde su labor resultaba fundamental.
El principal acierto merecedor de mención es la extraordinaria labor realizada por los profesionales sanitarios, que han exhibido un compromiso excepcional con la sociedad. Estos compañeros han antepuesto el interés y salud del ciudadano a los suyos propios, con estricto cumplimiento a las normas deontológicas y criterios de normo praxis.


"La labor desarrollada por los fisioterapeutas en la actual crisis por la Covid-19 ha corroborado la importancia de su trabajo"


La labor desarrollada por los fisioterapeutas en la actual crisis por la Covid-19, ha corroborado la importancia de su trabajo tanto en el manejo de pacientes en fase crítica, como en la recuperación de las secuelas derivadas de la enfermedad, muchas de ellas aún desconocidas, evidenciando la importancia de disponer de fisioterapeutas altamente cualificados, ausentes en muchos servicios públicos de salud.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y gestión/organización?

Los gestores y administradores del sistema tienen que asegurar la utilización más eficiente y equitativa de los recursos públicos puestos a su disposición y los profesionales han de participar activamente en lograr la disminución de la variabilidad de la practica clínica y en la búsqueda del equilibro entre los objetivos de calidad y eficiencia del sistema, más aún en los tiempos que nos toca vivir actualmente y pensando en un horizonte que nos pueda exponer a una situación similar.


"Se considera imprescindible adecuar progresivamente los recursos humanos de Fisioterapia"


Se considera imprescindible adecuar progresivamente los recursos humanos de Fisioterapia orientados a alcanzar unas ratios nacional e internacionalmente recomendadas de un fisioterapeuta por cada 1.500 habitantes en los servicios públicos. Invertir en fisioterapeutas supone disminuir la prevalencia de las condiciones de salud y limitaciones en la actividad de carácter crónico, reducir la mortalidad prematura de las personas que ya presentan alguna de estas condiciones, prevenir el deterioro de la capacidad funcional y las complicaciones asociadas a cada proceso y mejorar su calidad de vida.

Debe potenciarse el acceso directo a los servicios de Fisioterapia y la autonomía del fisioterapeuta, evitando demoras en la atención y garantizando una asistencia efectiva y eficiente, en un contexto de trabajo multiprofesional y eliminando aquellos trámites carentes de valor que demoran la prestación de la asistencia.
Resulta prioritario empoderar a la Atención Primaria y a los profesionales que forman parte de esta por su capacidad para resolver múltiples procesos y ofrecer continuidad asistencial en el entorno habitual del paciente mediante intervenciones costo-efectivas, sobradamente avaladas, que disminuirían la presión asistencial sobre la atención especializada.

¿Qué podría haber aportado la AEF que no haya podido hacer por la premura en el estallido de la crisis actual?

La actual crisis ha permitido visibilizar la importancia de las intervenciones de los fisioterapeutas en un entorno, el de los cuidados críticos, donde su participación es baja desde el punto de vista cuantitativo e insuficiente para atender la demanda generada por la actual crisis.

En este contexto, en un momento donde se comienza a evidenciar la relevancia de los fisioterapeutas en el manejo de las complicaciones agudas generadas por la enfermedad, surge la urgencia de formar a los profesionales en el manejo de una patología aún desconocida en muchos aspectos.


"La actual crisis ha permitido visibilizar la importancia de las intervenciones de los fisioterapeutas"


La AEF se enfrentó a dos realidades, la de unos fisioterapeutas sometidos a una elevada presión en el entorno hospitalario, especialmente en las unidades de UCI, con otra realidad, la del ejercicio liberal, que vio limitada su actividad al no disponer de los equipos necesarios para continuar con la misma.

Esto supuso que fuese necesario iniciar diferentes acciones desde el punto de vista formativo para poner a disposición de los profesionales la documentación más actualizada que permitiese un mejor manejo de la enfermedad por Covid-19, en un entorno donde la información cambiaba en cuestión de días.

Por otro lado, el trabajo burocrático se incrementó exponencialmente ante la necesidad de emitir constantes comunicados al Ministerio de Sanidad reclamando que se asegurase el acceso a los equipos de protección individual, así como al mantener constante comunicación con resto de organizaciones e instituciones para articular estrategias coordinadas de actuación.

Esto ha supuesto un desafío y ha puesto en evidencia la necesidad de dimensionar los recursos de la propia AEF a la realidad actual, contribuyendo a que seamos capaces de incrementar nuestra capacidad resolutiva en beneficio de los profesionales.
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.