Competencia: los dentistas deben intervenir en el trabajo de los protésicos

El presidente de los Dentistas se muestra satisfecho con este informe y denuncia el intrusismo por este método

Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas.
Competencia: los dentistas deben intervenir en el trabajo de los protésicos
vie 15 febrero 2019. 12.55H
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha emitido un informe sobre las reservas de actividad, es decir, atribuciones y funciones, de los dentistas y los protésicos dentales. Una resolución que se produce a raíz de una reclamación que presentó un protésico dental ante la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado (SECUM) en octubre de 2018, en donde consideraba que los artículos 6 y 7 el Real Decreto 1594/1994, de 15 de julio, por el que se desarrolla lo previsto en la Ley 10/1986 que regula la profesión de Odontólogo, Protésico e Higienista Dental supone “un obstáculo a la libre circulación de productos sanitarios”, siendo también “una barrera legal e injustificada para el acceso al libre y correcto ejercicio de la profesión de protésico dental”.

Tras analizar la normativa autonómica, estatal y europea, así como los artículos 6 y 7 del Real Decreto 1594/1994, de 15 de julio, que establece las funciones de los protésicos dentales, y la Jurisprudencia estatal y europea en la materia, la CNMC ha llegado a la concluisión de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en su sentencia de 21 de septiembre de 2017, declara “justificada y proporcionada la necesaria intermediación o colaboración del odontólogo para que el protésico dental pueda ejercitar su profesión” con base en la existencia de una razón de interés general en la protección de la salud.


Solo pueden dispensarse determinados productos "mediante prescrición previa" del odontólogo


Tal y como ha informado el Consejo General de Dentistas en una nota de prensa, el CNMC también estima que el apartado 15 del artículo 1 del Reglamento 2017/745/UE indica que cada Estado puede prever que determinados productos “solo puedan dispensarse, utilizarse o implantarse mediante prescripción, intervención o asesoramiento de determinados profesionales sanitarios”.

Por último, los dentistas también afirman que el artículo 3.4 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias y el artículo 2.1 de la Ley 10/1986, de 17 de marzo, sobre odontólogos y otros profesionales relacionados con la salud dental, también prevén “la necesaria intermediación o coordinación entre odontólogos, estomatólogos y cirujanos maxilofaciales, por un lado, y protésicos dentales, por otro”. Esta intermediación, recogida en los artículos 6 y 7 del Real Decreto 1594/1994, de 15 de julio, debe interpretarse bajo los principios de necesidad y proporcionalidad, “evitando que su aplicación práctica suponga una restricción de actividad”.


"Sin los conocimientos"


Por todo ello, según la profesión, "la resolución viene a confirmar que nos encontramos ante una reserva profesional exclusiva a favor del dentista" y que el protésico dental únicamente puede ejercer su profesión por intermediación del odontólogo o en coordinación con él. Esta intermediación o colaboración está justificada y es proporcionada en nuestro ordenamiento jurídico, "con base en la existencia de una razón de interés general consistente en la protección de la salud de los pacientes".

Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, considera “muy positiva” esta resolución emitida por la CNMC y espera que contribuya a la desaparición del intrusismo profesional que sufre la Odontología en España. Asimismo, añade que “cuando alguien ejerce la Odontología sin los conocimientos ni la titulación requerida, está poniendo en un grave peligro a todos sus pacientes, lo que puede derivar en consecuencias irreparables para la salud de estas personas”.

Con relación al intrusismo profesional, el Consejo General de Dentistas insiste en la necesidad de endurecer las penas previstas en el Código Penal para este tipo de delitos con el fin de que éstas sean disuasorias y así proteger a los pacientes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.