"Los dentistas no vulneran ninguna normativa al usar el sistema CAD/CAM"

El Consejo General de Dentistas tacha de “pataleta” y “sinsentido” el último comunicado de los protésicos dentales

Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas.
"Los dentistas no vulneran ninguna normativa al usar el sistema CAD/CAM"
mar 14 mayo 2019. 16.40H
Los dentistas “no vulneran ninguna normativa sanitaria” al usar CAD/CAM en sus clínicas. Así lo ha explicado el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, a Redacción Médica, tras el comunicado del Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales, donde informan del “riesgo” que supone para la salud de los pacientes el uso de este sistema por alguien ajeno al colectivo.

En concreto, en su nota, los protésicos dentales alertan del “riesgo que supone para la salud de los pacientes el uso del CAD/CAM en las clínicas dentales para la fabricación de prótesis”. Y añade: “Con independencia de toda normativa sanitaria vulnerada cuando se diseña y fabrica una prótesis dental y, por quien no es protésico dental, es de interés para la población que conozca cómo le afecta”.


“Este tipo de afirmaciones solo sirven para alarmar a la población y asustar a los pacientes”


Una afirmación contraria a lo que opinan los dentistas que, respaldándose en los diferentes dictámenes del Ministerio de Sanidad y de la Justicia, aseguran que en ningún momento están vulnerando ninguna normativa. “Este tipo de afirmaciones solo sirven para alarmar a la población y asustar a los pacientes”, afirma Castro. “Quienes miramos por la salud de los pacientes somos los dentistas, porque estamos formados para ello”. 

En concreto, en octubre del año pasado, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) avaló la utilización de los sistemas de impresión CAD/CAM por los dentistas en sus clínicas dentales para restauraciones directas, después de que el Consejo General de Dentistas y el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) pidieran al Senado un informe que permitiera su utilización. En este caso, la Aemps consideró que “los odontólogos, dentro de sus actividades de prevención, diagnóstico y tratamiento de anomalías y enfermedades de los dientes, de la boca, de los maxilares y tejidos anejos, pueden realizar una restauración directa en la cavidad dentaria mediante el sistema Cerec (basado en la tecnología de impresión CAD/CAM)”.

Quince días después a esta resolución del Ministerio, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ratificó que las clínicas dentales pueden estar equipadas con sistemas CAD/CAM al reconocer que no existe fabricación de productos sanitarios como prótesis dentales, sino que lo que se produce es un tallado adaptativo mecanizado de materiales fabricados en serie.

Hablar de beneficio económicos, “un sinsentido”


Otra de las cuestiones que el Consejo General de Dentistas tacha de “sinsentido” y “disparate” es la afirmación que los protésicos dentales realizan en su nota sobre “no anteponer los intereses económicos de los profesionales, a la salud de los pacientes”. En concreto, la nota afirma que el que “el precio medio de un sistema CAD/CAM es de 100.000 euros, por lo tanto, esa inversión hay que amortizarla y obtener beneficio de la misma” y pide que “se indique al dentista, desde el principio, que le protésico dental lo va a elegir el paciente, sin mediatizaciones o injerencias por parte del dentista”.

En este sentido, Castro considera estos argumentos una “pataleta” de los protésicos “por haber perdido competencias que quieren mantener” y pide “no banalizar con el trabajo de los demás”. “Los dentistas son garantes de salud, tal y como acredita su título, y como dice la ley, ni venden ni comercializan los tratamientos, por lo que no tiene sentido hablar de beneficios económicos y no tienen ningún derecho a afirmar eso”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.