Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Especialidades > Oncología Médica

Unas moléculas devuelven la efectividad de la quimioterapia

Estos compuestos han demostrado devolver la sensibilidad a tumores agresivos de ovario, próstata y mama

En un buen número de casos, la quimioterapia termina perdiendo su eficacia.
Unas moléculas devuelven la efectividad de la quimioterapia
Redacción
Miércoles, 24 de enero de 2018, a las 19:05
Investigadores de la Southern Methodist University (SMU), en Estados Unidos, han descubierto unos compuestos parecidos a medicamentos que logran revertir el fallo de la quimioterapia en tumores agresivos de ovario, próstata y mama.

Las moléculas se descubrieron primero mediante un equipo de supercomputación de alto rendimiento, pero su eficacia contra estos tumores específicos ya ha sido confirmada en experimentos en laboratorio, según han explicado los autores en la revista Scientific Reports.

"La naturaleza diseña todas las células con mecanismos de supervivencia, y las células tumorales no son una excepción", ha explicado Pia Vogel, directora del Centro para el Descubrimiento, Diseño y Desarrollo de Medicamentos de la SMU y principal autora del estudio, que celebra haber identificado estas moléculas capaces de inhibir ese mecanismo y reforzar la efectividad de la quimioterapia.

La lucha contra el cáncer se ve frustrada en muchas ocasiones por el fallo de la quimioterapia en los tumores avanzados, ya que las células del cáncer acaban evolucionando y se vuelven resistentes a estos tratamientos, que acaban resultando ineficaces y permiten al tumor crecer y diseminarse.

Las claves para la resistencia de las células tumorales son a menudo ciertas proteínas que se encuentran en todas las células, no solo las del cáncer, equipadas con unos mecanismos beneficiosos que eliminan las toxinas e intentan garantizar la supervivencia de las células. No obstante, aunque están en todas las células, estos mecanismos están más presentas en unas áreas que en otras.

"La célula tumoral en sí misma puede usar todas estas defensas incorporadas para protegerse de todo lo que utilizamos para intentar matarla", ha apuntado John G. Wise, también investigador del estudio.

El más común de estos mecanismos de defensa es una bomba de proteínas, la P-glicoproteína (P-gp), mientras que en otros también es determinante el papel de la llamada proteína de resistencia al cáncer de mama, BCRP.

Devolver la sensibilidad inicial

En las primeras líneas de tratamiento quimioterápico estos mecanismos no se manifiestan mucho, lo que favorece que el tratamiento resulte efectivo en muchos tumores. Pero aunque parece que ha dado buen resultado, no todas las células mueren y algunas se protegen de este ataque para posteriormente multiplicarse de forma agresiva y restar eficacia a la quimioterapia, que deja de ser una alternativa fiable en ciclos posteriores.

Los compuestos ahora desarrollados, explican sus creadores, devuelven a las células tumorales a una sensibilidad inicial, "como si nunca antes hubieran visto la quimioterapia", gracias a que consiguen "noquear" los mecanismos de defensa permitiendo a la quimioterapia entrar hasta el interior de la célula para acabar con ella, no solo deteniéndola temporalmente.

Además de mejorar la eficacia de estos tratamientos contra el cáncer, en el estudio también han visto que gracias a estos compuestos también se pueden minimizar la toxicidad asociada a la quimioterapia.