El Vall d'Hebrón espera seguir estudiando nuevas indicaciones e iniciar un ensayo clínico en uno o dos años

Un fármaco bloquea la formación de las metástasis en cáncer infantil
Josep Roma, investigador principal del grupo de Cáncer y Enfermedades Hematológicas Infantiles del Vall d’Hebrón.


23 nov 2022. 10.00H
SE LEE EN 4 minutos
Las metástasis son responsables de más del 90 por ciento de muertes por cáncer y el Hospital Vall d’Hebrón, junto con la empresa biotecnológica BCN Peptides, ha confeccionado un fármaco para disminuir su formación en cáncer infantil y cáncer de mama. Tras lograr en modelos preclínicos reducciones de metástasis hasta del 70 por ciento en rabdomiosarcoma y del 50 por ciento en neuroblastoma, el próximo paso a dos años vista es llevar a cabo un ensayo clínico en humanos para comprobar su eficacia, además de seguir estudiando nuevas indicaciones.

El trabajo, publicado en la revista científica Cellular and Molecular Life Sciences, identifica que la proteína integrina alfa9 está estrechamente relacionada con un riesgo elevado de sufrir metástasis, y el fármaco conocido como RA08 logra bloquearla. “Se ha comprobado en ratones que con este péptido la mayoría no desarrolla metástasis, por lo que ahora se está valorando llevar a cabo un ensayo clínico. Aún no está decidido qué enfermedad pediátrica abordaremos, pero mientras esté en marcha, iremos abriendo nuevas indicaciones siempre que sea posible”, afirma a Redacción Médica Josep Roma, investigador principal del grupo de Cáncer y Enfermedades Hematológicas Infantiles del Vall d’Hebrón.


"Mientras el ensayo esté en marcha, iremos abriendo nuevas indicaciones siempre que sea posible"



Roma recuerda que se trata de un fármaco completamente nuevo, y al ser la primera vez que se usa para frenar la formación de metástasis, “el proceso para lograr el ensayo se alarga más, debido a que nunca se ha probado en humanos. Se tendrán que realizar pasos previos de preclínica regulatoria y de toxicidad. Por otra parte, en ningún caso está indicado para pacientes que ya tienen metástasis”.

Los cánceres pediátricos han sido el tema prioritario del estudio, y el primero que se abordó fue el rabdomiosarcoma, logrando un éxito rotundo. “El siguiente en ser analizado fue el neuroblastoma, debido a ser muy frecuente, y la prueba en cáncer de mama, que también ha salido positiva, abre la puerta a que el compuesto pueda llegar a aplicarse a otros tipos de cáncerEstos tres tipos de tumores estudiados tienen en común que, pese a que a nivel general tienen una alta supervivencia, ésta disminuye mucho cuando las pacientes desarrollan metástasis”, confirma el especialista.

Añadir el fármaco a las actuales terapias contra el cáncer


Otro de los objetivos del Vall d’Hebrón es lograr que el fármaco pueda llegar a ser administrado como complemento a las actuales terapias estándar. “Se planteó desde un principio bloquear el inicio de las metástasis, por lo que  para los pacientes que no se les haya diagnosticado, pero que tengan una alta probabilidad de padecerla, pueden recibir el tratamiento para su prevención después de una cirugía. No se trata de sustituir la terapia actual, sino que, una vez tratado el tumor primario, dar el fármaco para reducir el riesgo posterior de metástasis”, concluye Roma.


"El fármaco no está indicado para pacientes que ya tienen metástasis"



Tras este éxito sin paliativos en modelos preclínicos, el siguiente paso del equipo dirigido por Roma es comprobar la eficacia de las primeras indicaciones en el laboratorio y expandir el posible uso del fármaco hacia otras nuevas. Por otra parte, llevar a cabo un ensayo clínico, realidad a dos años vista, marcará un antes y un después en el abordaje de las metástasis y del cáncer.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.