18 de febrero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:20
Especialidades > Oncología Médica

Un dúo bacteriano potencia la inflamación del colon y el riesgo de cáncer

La combinación de las bacterias ‘Escherichia Coli’ y ‘Bacteroides fragilis’ están asociadas a un mayor daño del ADN

La investigación sugiera que la eliminación de estas bacterias puede ser beneficioso.
Un dúo bacteriano potencia la inflamación del colon y el riesgo de cáncer
Redacción
Viernes, 02 de febrero de 2018, a las 09:30
Científicos han identificado una combinación de bacterias que parece aumentar el riesgo de cáncer de colon. A través de una serie de experimentos en ratones, consiguieron descubrir formas en que las dos especies de bacterias promueven la inflamación y descomponen la capa de moco del colon.

Christine M. Dejea, investigadora del Instituto Bloomberg-Kimmel de Inmunoterapia del Cáncer de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, y su equipo comenzaron analizando muestras de tejido de pacientes con una afección genética asociada con un mayor riesgo de desarrollar pólipos precancerosos en el colon, llamada poliposis adenomatosa familiar (FAP, por sus siglas en inglés).

A diferencia de las muestras de pacientes con pólipos esporádicos, las muestras de FAP contenían parches de bacterias en las que 'Escherichia Coli' y 'Bacteroides fragilis' (ETBF) eran particularmente frecuentes, un resultado confirmado a través de un mayor conjunto de datos de muestras de pacientes con FAP.

Curiosamente, 'E. coli' y 'ETBF' expresan genes asociados con un mayor daño del ADN y tumorigénesis, respectivamente. Cuando los científicos implantaron estas bacterias de pacientes con FAP en ratones, descubrieron que los roedores con una sola especie desarrollaron pocos tumores, mientras que los animales que fueron colonizados con ambas especies bacterianas fueron sustancialmente más propensos al cáncer invasivo y la muerte.

A través de una serie de experimentos, Dejea y sus colegas encontraron que ETBF altera el microambiente del intestino al reducir el moco e inducir una respuesta inflamatoria, lo que ayuda a 'E. coli' a colonizar el intestino también. Con base en estos resultados, los autores sugieren que la eliminación de estas bacterias del revestimiento mucoso de los pacientes con FAP temprano en la vida puede ser beneficioso.