11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Especialidades > Oncología Médica

Un 25% de cánceres de hígado son susceptibles de inmunoterapia

Investigadores del Idibaps han identificado marcadores de respuesta inflamatoria que pueden servir de diana terapéutica

El grupo del Idibaps participante en la investigación, con Llovet en el centro.
Un 25% de cánceres de hígado son susceptibles de inmunoterapia
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 11:30
Investigadores del Idibaps han detectado la presencia de infiltrados de células del sistema inmune y firmas genéticas de respuesta a inmunoterapia en un 25 por ciento de los cánceres de hígado que han analizado, según un artículo publicado en la revista Gastroenterology.

“Hemos identificado lo que denominamos clase inmune, un grupo de tumores con una biología específica”, explica Josep M. Llovet, jefe del grupo Idibaps de Investigación Traslacional en Oncología Hepática y coordinador del estudio. “Dentro de este grupo, hay dos subtipos que se diferencian en el tipo de respuesta inmune”.

Gracias a los resultados de este trabajo, se abre una nueva vía de tratamiento para estos tumores, que “podrían responder a fármacos biológicos que bloquean varias vías regulatorias de las células T y que son eficaces para tratar diferentes tipos de cáncer avanzado”. No obstante, la eficacia de estos tratamientos tiene que ser confirmada en estudios posteriores”.

Los investigadores analizaron muestras de carcinoma hepatocelular de 956 pacientes, separando los diferentes perfiles de expresión génica y aislando la señal de infiltrado inflamatorio. En un 25 por ciento de los tumores había marcadores de respuesta inflamatoria como el receptor de linfocitos PD-1 y la proteína PD-L1, dianas de diferentes tipos de inmunoterapia.

El carcinoma hepatocelular es la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo y tiene una incidencia de 800.000 nuevos casos al año. Faltan opciones terapéuticas en enfermedad avanzada, y tratamientos inmuno-oncológicos han mostrado su eficacia en estudios no controlados, si bien no se habían identificado biomarcadores que predigan la respuesta.