21 de enero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Oncología Médica

Nueva diana terapéutica para casos resistentes de cáncer de próstata

Los investigadores descubren que una interacción entre dos proteínas promueve la multiplicación de este tipo de células

Abre nuevas vías para casos en los que el cáncer no se cura extirpando.
Nueva diana terapéutica para casos resistentes de cáncer de próstata
Redacción
Miércoles, 13 de diciembre de 2017, a las 17:10
Un equipo del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona ha descubierto una interacción entre dos proteínas que promueve la multiplicación de células tumorales de próstata, y que supone un nuevo frente para atacar este cáncer en casos que han desarrollado resistencia al tratamiento.

El trabajo, publicado en la revista Structure del grupo 'Cell', abre nuevas vías terapéuticas para casos en los que el cáncer no se cura extirpando el tumor con cirugía y/o con radioterapia, y que representa un 20 por ciento de pacientes que necesitan tratamiento para eliminar células tumorales pero que, pasados dos o tres años, deja de funcionar y progresa la enfermedad, volviéndose incurable.

Las células tumorales de próstata necesitan que la proteína receptor de andrógenos esté muy activa para sobrevivir y proliferar, y el fármaco que se usa para eliminarlas incide en ésta y, "con el tiempo la proteína acumula alteraciones, muta" y se desprende de esta parte, por lo que es inútil enviar fármacos a aquella región, ha explicado el investigador ICREA y líder del equipo Xavier Salvatella.

Forma de hélice

Esta proteína tiene una región pequeña clave para la supervivencia de las células tumorales, y el trabajo ha descrito por primera vez que la estructura de esta región, que habitualmente se descarta para enviar fármacos, y que toma forma de hélice -aunque todavía no han comprendido cómo se produce-. Al tomar esta forma, se engancha otra proteína, llamada Tfiif, y el estudio ha evidenciado que esta interacción promueve la actividad del receptor de andrógenos y asegura la supervivencia y multiplicación de las células tumorales.

El IRB Barcelona ha añadido esta proteína como diana terapéutica con este trabajo: "El hecho de que sea una proteína plegada con una estructura mejor definida, hace más fácil buscar fármacos que interfieran con ella. Creemos que para las células tumorales de próstata que han alcanzado el estadio resistente, esta interacción podría ser su último recurso para sobrevivir y proliferar ", ha destacado el investigador.