Los factores BATF e IRF4 cooperan para mejorar el comportamiento de las células ante la lucha del cáncer

Las células T pueden eliminar tumores sin sucumbir al "agotamiento"
Imagen de superresolución de un grupo de células T asesinas.


21 jul 2021. 14.15H
SE LEE EN 3 minutos
Los investigadores del Instituto de Inmunología de La Jolla (LJI), en Estados Unidos, informan en nuevo estudio publicado en la revista Nature Immunology, que las células T, que combaten el cáncer, pueden diseñarse para eliminar tumores sin sucumbir al agotamiento.

Según explican los investigadores, luchar contra un tumor es un maratón, no un sprint y para las células T que combaten el cáncer la carrera a veces es demasiado larga y dejan de luchar. Los investigadores incluso tienen un nombre para este fenómeno: agotamiento de las células T.

"La idea es dar a las células un poco de armadura contra el programa de agotamiento. Las células pueden entrar en el tumor para hacer su trabajo, y luego pueden quedar como células de memoria",  explica el profesor de LJI Patrick Hogan.

Esta investigación se basa en una colaboración de décadas entre Hogan y la profesora de LJI Anjana Rao. Su trabajo ha demostrado el papel clave de las proteínas llamadas factores de transcripción en la vía celular que desencadena el agotamiento de las células T.

Este trabajo es importante porque el agotamiento de las células T continúa afectando incluso a las inmunoterapias contra el cáncer más avanzadas.


Terapias CAR-T


Con las terapias CAR-T, por ejemplo, los investigadores toman células T de un paciente con cáncer y las "arman" alterando la expresión de genes que ayudan en la lucha contra el cáncer. Los investigadores producen más de estas células T especiales, que luego regresan al paciente. Las terapias CAR-T son diferentes de las inmunoterapias, que tienen como objetivo activar la población de células T existente del paciente.

Con ambos enfoques, el agotamiento de las células T asoma su cabeza. "Muchas personas han intentado usar terapias CAR-T para matar tumores sólidos, pero ha sido imposible porque las células T se agotan", dice el coautor del estudio Hyungseok Seo.


Combatir propio agotamiento


El nuevo estudio aborda este problema dándole a las células T la capacidad de combatir el propio agotamiento. Para lograr esto, los investigadores examinaron las células T para descubrir qué factores de transcripción podrían impulsar el programa "efector" de las células T, un paso importante en la preparación de las células T para matar las células cancerosas.


Factor BAFT e IRF4


Este proceso de selección llevó a los investigadores a BATF, un factor de transcripción que encontraron que coopera con otro factor de transcripción llamado IRF4 para contrarrestar el programa de agotamiento de las células T.

En modelos de tumores de melanoma y carcinoma colorrectal de ratón, la alteración de las células T con CAR para que también sobreexpresen BATF condujo a la eliminación del tumor sin provocar el agotamiento de las células T. La terapia CAR-T funcionó contra los tumores sólidos. "BATF e IRF4 están cooperando para mejorar las células T", sentencia Seo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.