Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Especialidades > Oncología Médica

España ya consigue un 77% de supervivencia en cáncer infantil

La leucemia y los tumores del sistema nervioso son los más letales para la edad pediátrica

Pedro Lara, presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).
España ya consigue un 77% de supervivencia en cáncer infantil
Redacción
Jueves, 21 de diciembre de 2017, a las 12:10
Cada año se diagnostican en España 1.100 nuevos casos de cáncer en niños menores de 15 años, sin embargo, la supervivencia ha mejorado en los últimos años y se eleva ya hasta un 77 por ciento 5 años después del tratamiento, según datos de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).

A colación del Día Nacional del Cáncer Infantil que se celebra este jueves, la sociedad científica ha recordado que el cáncer es la segunda causa de muerte por detrás de los accidentes de tráfico o las intoxicaciones, aunque sigue siendo una enfermedad “rara” entre la población pediátrica.

Los niños entre uno y cuatro años son los que más padecen cáncer, seguidos de los de cinco a nueve años. Además, es más frecuente en niños que en niñas, tal como ha apuntado la coordinadora del Grupo de Oncología Pediátrica de SEOR, Marta Lloret.

La principal causa del cáncer en menores: la genética

Por tipo de tumor, la leucemia, los tumores del sistema nervioso central y los linfomas son, por este orden, los más frecuentes, representando a más del 60 por ciento de los casos diagnosticados. Tanto la leucemia como el tumor del sistema nervioso central presentan cifras de supervivencia por debajo de la media: un 60 y un 67 por ciento respectivamente.

"El niño es sano por definición por lo que cuando el cáncer aparece es causa de alteraciones genéticas principalmente, a diferencia del adulto en el que determinados hábitos de vida relacionados con la alimentación, el tabaco, el sol pueden facilitar el desarrollo de la enfermedad", ha precisado Lloret.

Además, las terapias han evolucionado en los últimos años y permiten "aumentar el control de la enfermedad y la supervivencia". Las principales siguen siendo la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, que generalmente se utilizan de forma combinada.