20 ene 2019 | Actualizado: 16:30

El CNIO "limita la concurrencia" en licitaciones inferiores a 50.000 euros

El Tribunal de Cuentas considera que los cambios introducidos no ofrecen una “mejor gestión de la contratación

Imagen aérea del CNIO.
El CNIO "limita la concurrencia" en licitaciones inferiores a 50.000 euros
mié 02 enero 2019. 18.25H
El Tribunal de Cuentas ha advertido de que la actual licitación de contratos inferiores a los 50.000 euros del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) "limita la concurrencia y no redunda en una mejor gestión de la contratación".

A través de un informe de fiscalización a esta entidad pública sobre su actividad durante los ejercicios 2012 y 2013, el Tribunal de Cuentas realiza un total de seis recomendaciones al CNIO, y comprueba si éstas se han cumplido desde dicha fecha.

Entre ellas, se aconsejó al CNIO que elaborara un procedimiento objetivo para la valoración de las diferentes ofertas. El patronato de la organización aprobó en 2015 unas nuevas instrucciones internas de contratación, siguiendo las pautas del Tribunal de Cuentas. Así, creó un nuevo procedimiento para sus contratos con un importe inferior a 50.000 euros, exceptuando los menores, y que se denomina procedimiento simplificado.


No hay mejora de la competencia


El Tribunal considera que el CNIO ha realizado "un cumplimiento estrictamente formal", pero que "la licitación, tal como se está produciendo, limita la concurrencia". "El desarrollo de las nuevas instrucciones cumple con lo recomendado, estableciendo criterios objetivos, pero no llevan a mejorar la competencia ya que, de facto, no se facilita la concurrencia", concluyen.


En uno de los procedimientos, la oferta reproduce "exactamente" todos los precios unitarios marcados como límite máximo en los pliegos


Así, detallan que durante 2017 el CNIO ha realizado 925 compras por 3.657 euros en 105 expedientes a través de este procedimiento simplificado. En uno de los expedientes se produjeron 378 compras, y 62 corresponden a una única, detalla el órgano fiscalizador. En siete de los nueve procedimientos analizados, el informe revela que se ha recibido "una sola oferta".

Además, lamentan que hay compañías que exclusivamente en lo contrado por procedimiento simplificado "llegan a unas cifras elevadas". "Ocho proveedores sobrepasan en este concepto los 100.000 euros y uno de ellos factura 442.000 euros", calculan.


Precio unitario superior a lo estimado


También resaltan que en uno de los procedimientos la oferta reproduce "exactamente" todos los precios unitarios marcados como límite máximo en el pliego de condiciones, y en los otros seis casos, aunque no se supera la cantidad límite de licitación, "sí se evidencia un precio unitario muy superior a lo estimado en el pliego de condiciones".

"El documento de necesidad, o bien no está muy trabajado cuando se producen desviaciones tan elevada respecto de lo que se oferta, o se efectúa una previsión con un precio muy por debajo de lo real, con lo que los posibles licitadores no compiten, eliminándose de facto la posible concurrencia y se produce la única presencia de un licitador, con un precio muy superior al de estimación", resume el Tribunal de Cuentas.

En la misma línea, detallan que durante 2017 siete proveedores han superado los 500 contratos menores y otros siete han superado los 100.000 euros contratados. Uno de ellos, de hecho, realizó 3.839 contratos por un importe total de 507.724 euros.


Sin acuerdos con los sindicatos


Por otra parte, el órgano fiscalizador lamenta que durante todo el periodo analizado, desde 2012, el CNIO no ha llegado a un acuerdo laboral con los sindicatos y el Gobierno para regular las condiciones retributivas y complementos salariales de su personal.

"Con independencia de que se hayan mantenido las negociaciones para el acuerdo que se recomendaba, no se ha conseguido un resultado favorable", concluyen. El último acuerdo laboral del CNIO data de 2007 y 2008, sin que haya sido actualizado o sustituido.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.