24 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:00
Especialidades > Oncología Médica

Cáncer: primera causa de muerte en el trabajo si fuera enfermedad laboral

UGT advierte de que existe una 'infradeclaración' de enfermedades profesionales

José María Álvarez, secretario general de UGT.
Cáncer: primera causa de muerte en el trabajo si fuera enfermedad laboral
Redacción
Lunes, 14 de mayo de 2018, a las 11:25
Si el cáncer de origen laboral fuera reconocido como una enfermedad profesional, sería la primera causa de mortalidad en el entorno del trabajo, ha advertido el sindicato UGT, aludiendo a los datos del Observatorio de las Contingencias Profesionales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Estos datos muestran que, hasta el mes de abril, se han declarado un total de 8.731 enfermedades profesionales, lo que supone un aumento de 981 enfermedades declaradas más con respecto a abril de 2017 (12,66 por ciento).

Bajas laborales

De estas enfermedades, 4.033 han causado la baja del trabajador, 274 más que en el mismo periodo del año anterior –un ascenso del 7,29 por ciento–, y 4.698 no han causado, 707 más que en las declaradas en el año de referencia (17,71 por ciento más).


UGT advierte de que existe una clara infradeclaración en el grupo de los cánceres


UGT ha destacado que, a pesar del aumento de la declaración de las enfermedades profesionales, persiste una ‘infradeclaración’ que provoca que el coste de su gestión sea cubierto por el sistema público de salud en lugar de por las mutuas colaboradoras con la seguridad social.

Temor a perder el trabajo

Un 54 por ciento de las enfermedades profesionales declaradas no han causado la baja del trabajador, algo que el sindicato achaca más al temor a la pérdida del puesto de trabajo o al endurecimiento de las condiciones para prescribir la baja que aplican las mutuas que a la aplicación de medidas preventivas en el seno de las empresas.

El sindicato ha señalado que la mayor parte de las enfermedades profesionales –casi un 83 por ciento– han sido causadas por agentes físicos y advierte de que existe una clara infradeclaración en el grupo de los cánceres.

De hecho, hasta el mes de abril únicamente se han declarado ocho casos, pero las estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablan de unas 9.550 muertes al año por cáncer relacionadas con el trabajo en España, de manera que, si se reconocieran como enfermedades profesionales, sería la primera causa de mortalidad en el entorno laboral.

El cáncer de pulmón, enfermedad laboral

Asimismo, el pasado 4 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó una modificación del Real Decreto 1299/2006 de 10 de noviembre, que incorpora el cáncer de pulmón en trabajos expuestos a la inhalación de polvo de sílice en el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social.


El cuadro español de enfermedades profesionales no incluye enfermedades relacionada con la organización y carga de trabajo


“Desde UGT llevamos tiempo trabajando para que se incorpore este tipo de cáncer, por ello celebramos la ampliación del cuadro de enfermedades profesionales aunque lo seguimos considerando insuficiente, ya que todavía quedan muchas enfermedades por incluir, por ejemplo, las derivadas de los trastornos mentales y del comportamiento u otros cánceres de origen laboral”, manifiesta el sindicato.

Amianto y cáncer

Por ello, ha denunciado que muchas enfermedades de origen laboral no son consideradas como profesionales ya que el cuadro español de enfermedades profesionales no incluye ninguna enfermedad relacionada con la organización y la carga de trabajo, ni ciertos tipos de cáncer, por ejemplo, algunos relacionados con el amianto, de los que existe evidencia científica de su relación directa y exclusiva con el trabajo.

UGT ha exigido que continúen los trabajos del grupo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, creado para el estudio e incorporación de determinados cánceres cuyo origen es la exposición a determinados agentes cancerígenos y otras enfermedades, con el objetivo de volver a modificar el citado Real Decreto y finalmente conseguir su inclusión, mejorando así los derechos de todos los trabajadores.