Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La ONU quiere homologar los títulos sanitarios a escala mundial

La OIT aborda, en una reunión, la situación de los trabajadores del sector

Ángel Javier Vicente.
La ONU quiere homologar los títulos sanitarios a escala mundial
Domingo, 21 de mayo de 2017, a las 13:00
La situación de los trabajadores sanitarios preocupa a escala internacional. Los problemas generados por la falta de financiación pública de los sistemas sanitarios, la escasa protección social, los incentivos de estos empleos, los problemas de género y la migración de estos trabajadores para solventar la escasa mano de obra en algunos países han sido los protagonistas de la reunión organizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), agencia tripartita de Naciones Unidas en la que están representados trabajadores, empresarios y países miembros.
 
“Más que deberes, lo que tiene que afrontar el sector sanitario en el ámbito laboral son desafíos”, ha explicado Ángel Javier Vicente, presidente de la Organización Internacional de Directivos de Capital Humano, quien participó en el encuentro como representante de Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Entre estos desafíos se encuentra “la migración de los trabajadores sanitarios, que ha sido uno de los medios para hacer frente a la escasez de mano de obra en el sector en muchos países y que plantea retos como integrar a los trabajadores sanitarios migrantes, garantizarles un trabajo decente y acceso a los servicios de salud y prevenir la pérdida de trabajadores cualificados”, así como "procesos claros para el reconocimiento internacional de las competencias y las cualificaciones profesionales". 
 

"En mucho países los jóvenes no se sienten atraídos por trabajar en el sector salud"


Precisamente, en el encuentro se reclamó “una mayor regulación de la migración, trabajando la OIT y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el reconocimiento de cualificaciones y titulaciones profesionales a nivel mundial”. Sin embargo, no es este el único desafío que tiene que afrontar el sector sanitario a nivel global. Debido a la falta de financiación pública en los sistemas de salud, “los trabajadores sanitarios se enfrentan al desafío de adaptarse a mayores exigencias de flexibilidad y productividad, sin que ello comprometa la prestación de servicios/cuidados de calidad, siendo necesario incrementar la formación de los trabajadores y trabajadoras del sector.
 
Además, advierte de que “en muchos países los jóvenes no se sienten atraídos por determinados puestos de trabajo del sector de la salud debido a los bajos salarios, las largas jornadas y los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo, sobre todo en el contexto de la preparación frente a emergencias de salud pública (nuevas epidemias, evolución de enfermedades, catástrofes naturales, así como los conflictos armados), hace necesario reforzar las políticas que incentiven su acceso a este sector”.
 
Propuestas de la patronal
 
Vicente concreta las propuestas clave aportadas por la patronal (además del ya citado reconocimiento internacional de competencias) para el informe que la OIT va a difundir sobre la cita. Los empresarios piden entre otras cuestiones el incremento de los modelos de financiación vinculados al sector salud, mayor relevancia del sector privado en las colaboraciones público-privadas, invertir en innovación y tecnología para el acceso de los ciudadanos a la salud e incentivar al personal que trabaje en zonas retomar o rurales con menor presión fiscal de los gobiernos.
 
Así mismo, también consideran que hay que llevar a cabo “campañas de concienciación y de mejora de la imagen del sector entre los jóvenes” y que se fomente “respeto al diálogo social, conforme a la legislación de cada país”.