24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 11:50
Especialidades > Neurología

Un test telefónico de 15 minutos detecta el deterioro del alzhéimer

La herramienta FACT mide la atención, el aprendizaje verbal, la memoria o el lenguaje del paciente durante la entrevista

La conversación diferencia a los pacientes con un nivel cognitivo normal y leve.
Un test telefónico de 15 minutos detecta el deterioro del alzhéimer
Redacción
Lunes, 25 de septiembre de 2017, a las 13:10
Neurólogos y psicólogos del Hospital Manipal de Bangalore (India) han presentado durante el Congreso Mundial de Neurología celebrado en Kyoto (Japón) un novedoso test telefónico que permite monitorizar a los pacientes con demencia de forma continua para detectar posibles cambios en su deterioro cognitivo.

La herramienta, denominada FACT, se basa en una conversación telefónica de 15 minutos que permite diferenciar de forma fiable a los pacientes con un nivel cognitivo normal y aquellos que presentan un deterioro cognitivo leve, al tiempo que también posibilita detectar la progresión de la enfermedad. Su diseño se basa en 27 indicadores con los que miden la atención del sujeto durante la entrevista, su aprendizaje verbal, memoria, funciones ejecutivas, lenguaje y orientación.

La evaluación continua es una parte particularmente importante del control del déficit cognitivo, ya sea con respecto a las formas leves de deterioro cognitivo o una enfermedad de Alzheimer ya pronunciada. Aunque los especialistas ya tienen a su disposición diferentes instrumentos para evaluar si la patología avanza, normalmente suelen ser complejos y requieren muchos recursos.

Según el creador del proyecto, Ratnavalli Ellajosyula, "nuestro objetivo era saber si era posible diagnosticar la demencia en solo 15 minutos, pensando en aquellas personas que no pueden visitar los hospitales".

"Una prueba eficiente"

Con el fin de establecer si es un método igual de fiable que las pruebas establecidas, los investigadores realizaron entrevistas telefónicas a 22 pacientes que sufrían deterioro cognitivo leve, 20 que habían sido diagnosticados con alzhéimer y otra cohorte de 23 pacientes sanos, de edad y nivel educativo similar.

Los participantes completaron el examen cognitivo de Addenbrook (ACE III) una semana antes de las entrevistas telefónicas, y los resultados obtenidos posteriormente con este test telefónico "invitan al optimismo porque es tan eficiente como esta prueba para determinar el deterioro cognitivo leve y controlar la evolución del alzhéimer".

Los científicos esperan que el FACT se utilice como una herramienta de detección en estudios epidemiológicos en el futuro. Además, se puede utilizar para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad, e incluso para evaluar la respuesta a la medicación.