17 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Un nuevo software logra detectar el autismo a los seis meses de edad

Esta técnica de neuroimagen permitirá la detección temprana de este trastorno en bebés con alto riesgo de padecerlo

Un nuevo software logra detectar el autismo a los seis meses de edad
lun 12 junio 2017. 09.20H
Redacción
El diagnóstico de los trastornos del espectro del autismo (TEA) podría sufrir un auténtica revolución. Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis, Missouri (ambas en Estados Unidos) han diseñado una técnica que permite diagnosticar el autismo ya a los seis meses de edad en bebés con alto riesgo de padecer este trastorno. Habitualmente, las pruebas para conocer si el niño padece esta enfermedad neuronal solo pueden realizarse cuando cumplen los dos años y manifiesta de una forma patente los síntomas del comportamiento característicos del autismo.

Este estudio norteamericano ha conseguido que se identifique ya a los seis meses de edad qué niños desarrollarán autismo más adelante. Todo ello gracias al uso de pruebas de imagen por resonancia magnética para observar cómo se conectan y sincronizan las regiones cerebrales permite identificar, 

"No hay ninguna característica del comportamiento que nos ayude a identificar el autismo antes de que se desarrollen los síntomas. Y estos síntomas aparecen ya durante el segundo año de vida. Sin embargo, las intervenciones tempranas mejoran el pronóstico, por lo que en el futuro podremos utilizar las pruebas de imagen para identificar a los niños en muy alto riesgo antes de desarrollen los síntomas y, por tanto, poder iniciar los tratamientos de forma mucho más precoz", explica John R. Pruett Jr., co-autor de esta investigación publicada en la revista Science Translational Medicine.

En el trabajo se separaron a los bebés que acabarían padeciendo el trastorno y los que no. El programa informático identificó al 81 por ciento de los bebés que desarrollarían autismo, lo que acabó sucediendo en 11 del total de 59 casos. 

Robert Emerson, director de la investigación asegura que "cuando el programa determinó que un niño tenía autismo, nunca se equivocó. Pero falló a la hora de identificar a dos niños. Acabaron desarrollando autismo, pero nuestro programa no fue capaz de predecirlo correctamente basándose en los datos con los que contábamos a los seis meses de edad".

Así que a pesar de que las pruebas de imagen cerebrales pueden resultar muy útiles para el diagnóstico del autismo a los seis meses de edad en niños con alto riesgo de padecer este trastorno.Aunque no parece muy viable que se hagan de forma generalizada a todos los bebés. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.