12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

La resonancia magnética detecta la demencia 2 años antes de perder memoria

Las imágenes de tensor de difusión predicen la demencia una media de 2’6 años antes de la pérdida de memoria.

Cyrus A. Raji, profesor asistente de radiología en el Mallinckrodt Institute of Radiology de la Universidad de Washington.
La resonancia magnética detecta la demencia 2 años antes de perder memoria
lun 26 noviembre 2018. 16.10H
Una investigación llevada a cabo por la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y la Universidad de California ha revelado que las imágenes por resonancia magnética pueden ser una vía para predecir la demencia en personas mayores.

El autor principal del estudio, Cyrus A. Raji, profesor asistente de radiología en el Mallinckrodt Institute of Radiology de la Universidad de Washington, aseguró en el marco de la reunión de la Sociedad Radiológica de América del Norte en Chicago: “Demostramos que una sola resonancia magnética puede predecir la demencia una media de 2’6 años antes de que la pérdida de memoria sea detectable clínicamente, lo que podría ayudar a los médicos a asesorar y atender a sus pacientes”.

Consiste en evaluar la salud de la sustancia blanca del cerebro


Los expertos que realizaron la investigación analizaron imágenes de resonancia magnética para detectar signos físicos de deterioro cognitivo inminente. Utilizaron una técnica llamada imágenes de tensor de difusión para evaluar la salud de la sustancia blanca del cerebro, que abarca los ‘cables’ que permiten que diferentes partes del cerebro se comuniquen entre sí.


Esta técnica alcanza un 95% de precisión cuando se enfoca en una parte específica del cerebro


“La imagen del tensor de difusión es una forma de medir el movimiento de las moléculas de agua a lo largo de los tractos de la materia blanca. Si las moléculas de agua no se mueven normalmente, sugiere un daño subyacente a los tractos blancos que pueden indicar problemas de cognición”, explica Cyrus A. Raji. Los investigadores descubrieron que las personas que experimentaron un deterioro cognitivo tenían signos significativamente más graves de daño en su materia blanca.

Mediante esta técnica, los expertos han podido predecir el deterioro cognitivo con una precisión del 89% cuando observaban todo el cerebro, y del 95% cuando se enfocaron en partes específicas del cerebro que tenían una mayor probabilidad de mostrar daño.

Los ejecutores del este estudio indican que identificar a quienes tienen un alto riesgo de desarrollar demencia en los años siguientes podría ser beneficioso para la toma de decisiones de los médicos, que podrán asesorar a los pacientes sobre sus vidas mientras todavía mantienen el control total de sus facultades.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.