Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Neurología

La mitad de los neurólogos tiene dificultades para prescribir fármacos

Los tratamientos para alzhéimer, esclerosis múltiple e ictus son los más problemáticos

Óscar Fernández, presidente de la SEN.
La mitad de los neurólogos tiene dificultades para prescribir fármacos
Redacción
Miércoles, 22 de noviembre de 2017, a las 13:00
La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha presentado en su 69ª Reunión Anual el informe Prescripción de fármacos para el tratamiento de las enfermedades neurológicas. Elaborado con los resultados de una encuesta realizada entre sus asociados neurólogos durante el mes de octubre de 2017, el trabajo tenía el objetivo de determinar si existen dificultades en la prescripción de fármacos para el tratamiento de las enfermedades neurológicas (que afectan a un 16 por ciento de la población española), a qué son debidas y qué enfermedades son las más afectadas, y si existe desigualdad y/o inequidad en la prescripción de fármacos según las comunidades autónomas en las que se encuentren los pacientes.

De acuerdo a los resultados, el 53 por ciento de los neurólogos españoles afirma tener dificultades a la hora de prescribir algún fármaco a sus pacientes. Esta situación que no se manifiesta de igual forma en todas las comunidades. Los neurólogos de Canarias, Extremadura y Galicia son los que más dificultades manifiestan a la hora de prescribir fármacos, ya que más de un 65 por ciento de los mismos asegura haber tenido problemas o dificultades en la prescripción de fármacos. Por el contrario, los neurólogos de La Rioja, Navarra y Baleares son los que comentan tener menos dificultades. En estas tres últimas comunidades, menos de un 20 por ciento ha tenido alguna dificultad.  

Porcentaje de especialistas que encuentran dificultades en la prescripción de fármacos por comunidades autónomas. Fuente: SEN.


“El hecho de que existan dificultades en la prescripción, no significa que los pacientes no dispongan de tratamientos. En ocasiones se trata de restricciones que implican una mayor burocracia a la hora de poder acceder a los mismos;  en otras, de utilizar otros tratamientos que, aunque puedan ser similares, no han sido la primera opción del neurólogo como la mejor alternativa terapéutica para el paciente”, explica Pablo Irimia, vocal de la SEN. “En todo caso, en vista de los resultados obtenidos y teniendo en cuenta que la responsabilidad de la prescripción y, al menos, sus consecuencias jurídicas, recaen únicamente en el médico, la SEN quiere recordar que nadie puede sustituir o forzar al médico a tomar decisiones terapéuticas en contra de la Ars Médica”.

Principales dificultades y restricciones para la prescripción

La principal dificultad que exponen los neurólogos españoles a la hora de prescribir fármacos es que las comisiones de su hospital rechazan su propuesta de prescripción (23 por ciento de los encuestados). Le sigue que el tratamiento no está cubierto por la Seguridad Social (19 por ciento), que no está disponible en su comunidad autónoma (18 por ciento), o que encuentran restricciones en la prescripción (17 por ciento). Que el tratamiento no esté disponible en la farmacia del hospital (10 por ciento) o que se haya denegado el visado por parte del inspector sanitario (8 por ciento) son otras de las razones que argumentan.

En relación a las restricciones (que no siempre implica la imposibilidad de recetar el tratamiento, aunque sí dificultades para hacerlo), las más señaladas son: restricciones marcadas por su comunidad autónoma o por su centro hospitalario (33 por ciento) y las restricciones de los sistemas informáticos utilizados para la prescripción (27 por ciento). El hecho de que un fármaco no incluya en su ficha técnica su uso para el tratamiento de esa patología, es la tercera restricción más señalada (20 por ciento). También se señalan restricciones por la obligación de recetar genéricos (10 por ciento), por el precio de los tratamientos (7 por ciento) o porque ese tratamiento solo pueden recetarlo médicos de otras especialidades (3 por ciento). 

“La diversidad de políticas sobre tratamientos vigentes en algunas comunidades autónomas están dando lugar a inequidades en la atención sanitaria y sociosanitaria para los pacientes según el lugar donde residan. Pero como se ha visto en la encuesta, estas diferencias no solo se encuentran por comunidades, sino también por provincias e incluso centros. En ocasiones, y para que los pacientes puedan ser correctamente tratados, centros comarcales o ambulatorios pueden verse forzados a realizar derivaciones de pacientes a otros centros, sin que éstas sean realmente necesarias”, señala Óscar Fernández, presidente de la SEN. “La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) es un objetivo de interés común para pacientes, médicos y administraciones sanitarias, pero la sostenibilidad no puede en ningún caso minusvalorar los resultados en salud y no considerar otros costes directos e indirectos. Las trabas en la prescripción médica influyen en el número de ingresos hospitalarios, en la duración de los procesos asistenciales, así como en los gastos que recaen en los pacientes, familias y cuidadores y en su calidad de vida”.

Enfermedades neurológicas que generan más dificultades en la prescripción

Los tratamientos para las demencias (21 por ciento), principalmente para el alzhéimer, y las enfermedades desmielinizantes (21 por ciento), en las que mayoritariamente se señala la esclerosis múltiple, son los que generan más dificultades de prescripción en todo el territorio nacional. Les siguen los tratamientos para las enfermedades cerebrovasculares (14 por ciento) –ictus, en su gran mayoría–, epilepsia (12 por ciento) y trastornos del movimiento (10 por ciento), en la que el párkinson es la enfermedad más citada.

También se encuentran dificultades en el tratamiento de las enfermedades neuromusculares (8 por ciento), trastornos de la vigilia y sueño (5 por ciento) o cefaleas (4 por ciento), en las que las patologías de ELA, insomnio y migraña, respectivamente, son las más mencionadas por los encuestados. Aunque en menor medida, en los tratamientos para el dolor neuropático (4 por ciento) o tumores cerebrales (1 por ciento) también se encuentran dificultades en la prescripción.