24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 11:50
Especialidades > Neurología

La menopausia hace que el cerebro de la mujer sea vulnerable al alzhéimer

La pérdida de estrógenos conlleva la pérdida de un elemento neuroprotector clave en el cerebro femenino

La menopausia hace que el cerebro de la mujer sea vulnerable al alzhéimer
Redacción
Lunes, 16 de octubre de 2017, a las 14:20
Investigadores de la Weill Cornell Medicine y la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, han descubierto que la menopausia causa cambios metabólicos en el cerebro que pueden aumentar el riesgo de alzhéimer entre las mujeres. El hallazgo, publicado en PLoS One, explica el hecho de que las mujeres sufran este tipo de demencia con más frecuencia que los hombres, incluso teniendo en cuenta que tienen una mayor esperanza de vida. Asimismo, los autores creen que los resultados pueden favorecer el desarrollo de pruebas de diagnóstico u otro tipo de intervenciones para revertir o al menos retrasar los cambios metabólicos observados.

Estudios previos han revelado que esta enfermedad comienza a desarrollarse incluso décadas antes de que aparezcan los primeros síntomas. Y ahora han visto que “puede haber una ventana de oportunidad crítica, cuando las mujeres tienen entre 40 y 50 años, para detectar algunos signos metabólicos de mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer y poder reducir ese riesgo”, según Lisa Mosconi, principal autora del estudio.

En su estudio, Mosconi y su equipo utilizaron la tomografía por emisión de positrones (PET) para medir los niveles de glucosa en el cerebro de 43 mujeres de 40 a 60 años. De ellas, 15 estaban todavía en una edad reproductiva, 14 en una fase justo anterior a la menopausia (perimenopausia) y 14 ya habían tenido su última menstruación.

Las pruebas revelaron que las mujeres que ya habían alcanzado la menopausia o estaban en la fase previa (perimenopausia) tenían niveles marcadamente más bajos de metabolismo de la glucosa en varias regiones clave del cerebro, en comparación con las mujeres todavía premenopáusicas. Además, las mujeres menopáusicas y perimenopáusicas mostraron niveles más bajos de actividad de una enzima metabólica importante llamada citocromo oxidasa mitocondrial, así como puntuaciones más bajas en pruebas de memoria estándar. Y el fuerte contraste con las participantes premenopáusicas permaneció incluso cuando se tuvo en cuento la edad.

La pérdida de estrógeno conlleva la pérdida de un neuroprotector

"Nuestros hallazgos muestran que la pérdida de estrógeno en la menopausia no solo disminuye la fertilidad, sino que también conlleva la pérdida de un elemento neuroprotector clave en el cerebro femenino y una mayor vulnerabilidad al envejecimiento cerebral y la enfermedad de Alzheimer", ha avanzado Mosconi. Los resultados se suman a la creciente evidencia de que existe una conexión fisiológica entre la menopausia y el alzhéimer. De hecho, la propia Mosconi y su equipo publicaron un estudio en la revista Neurology que vinculaba la menopausia a una mayor acumulación de la proteína beta amiloide asociada a la enfermedad de Alzheimer en el cerebro. Los investigadores también observaron volúmenes reducidos de materia gris (células cerebrales) y materia blanca (haces de fibras nerviosas) en las regiones cerebrales que están fuertemente afectadas en el alzhéimer.

La menopausia causa síntomas relacionados con el cerebro, incluyendo depresión, ansiedad, insomnio y déficits cognitivos. Y los científicos creen ampliamente que son causados en gran medida por la disminución de los niveles de estrógeno. "Nuestro trabajo indica que las mujeres pueden necesitar antioxidantes para proteger su actividad cerebral y las mitocondrias, en combinación con otras estrategias para mantener los niveles de estrógeno", según Mosconi.