Un dispositivo permite analizar la presencia y gravedad de una de las enfermedades de más rápido crecimiento

La inteligencia artificial detecta el párkinson a través de la respiración
La enfermedad de Parkinson es hoy en día difícil de diagnosticar por parte de la Neurología.


23 ago 2022. 17.00H
SE LEE EN 3 minutos
La enfermedad de Parkinson es hoy en día difícil de diagnosticar a tiempo, ya que se basa principalmente en la aparición de síntomas motores que a menudo aparecen varios años después del inicio de la enfermedad. Ahora, un modelo de inteligencia artificial desarrollado por Dina Katabi, profesora de Thuan; y Nicole Pham, investigadora del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación (EECS) del MIT (Massachusetts Institute of Technology), permite detectar el párkinson simplemente leyendo los patrones de respiración de una persona.

La herramienta consiste en una red neuronal, una serie de algoritmos conectados que imitan la forma en que funciona un cerebro humano, capaces de evaluar si alguien tiene párkinson por su respiración nocturna, es decir, los patrones de respiración que ocurren mientras se duerme. La red neuronal también permite discernir la gravedad de la enfermedad de Parkinson de alguien y rastrear la progresión de su enfermedad a lo largo del tiempo.

“Una relación entre el párkinson y la respiración se observó ya en 1817, en el trabajo de James Parkinson. Esto nos motivó a considerar el potencial de detectar la enfermedad a partir de la respiración sin mirar los movimientos”, afirma Katabi. “Algunos estudios médicos han demostrado que los síntomas respiratorios se manifiestan años antes que los síntomas motores, lo que significa que los atributos respiratorios podrían ser prometedores para la evaluación del riesgo antes del diagnóstico de párkinson”.

Por otra parte, Katabi señala que el estudio tiene implicaciones importantes para el desarrollo de medicamentos para el párkinson y la atención clínica: “En términos de desarrollo de fármacos, los resultados pueden permitir ensayos clínicos con una duración significativamente más corta y menos participantes, lo que en última instancia acelera el desarrollo de nuevas terapias. En términos de atención clínica, el enfoque puede ayudar en la evaluación de los pacientes de párkinson en comunidades tradicionalmente desatendidas, incluidos aquellos que viven en áreas rurales y aquellos con dificultades para salir de casa debido a la movilidad limitada o el deterioro cognitivo”.

El sensor detecta la evolución de personas con párkinson


Ray Dorsey, profesor de neurología en la Universidad de Rochester y coautor del artículo, afirma que “tenemos información muy limitada sobre las manifestaciones de la enfermedad en su entorno natural y el dispositivo permite obtener evaluaciones objetivas del mundo real de cómo les va a las personas en casa. La analogía que me gusta dibujar es una farola por la noche, y lo que vemos de la farola es un segmento muy pequeño. El sensor completamente sin contacto nos ayuda a iluminar la oscuridad”.

Esta investigación se realizó en colaboración con la Universidad de Rochester, Mayo Clinic y el Hospital General de Massachusetts, y está patrocinada por los Institutos Nacionales de Salud, con el apoyo parcial de la Fundación Nacional de Ciencias y la Fundación Michael J. Fox.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.